Estados Unidos confirmó que su economía se contrajo 1% en el segundo trimestre