Estados Unidos descalificó a una anunciada protesta comercial argentina

Fuente: Archivo
La Cancillería denunció ante la OMC las dificultades que enfrentan las carnes y cítricos argentinos para ingresar al país del norte; Washington dijo estar "sorprendido" por el reclamo
Silvia Pisani
(0)
22 de agosto de 2012  • 14:52

Washington.- Los Estados Unidos dijo hoy estar "decepcionado" y "sorprendido" por la protesta formal que anunció el canciller Héctor Timerman en contra del "proteccionismo" norteamericano en lo que refiere al "cierre" de su mercado de carnes y de cítricos, en perjuicio potencial de la Argentina.

"Más que una reacción tendiente a solucionar las cosas, parece una represalia", afirmó esta mañana la Oficina del Representante Comercial norteamericano (USTR) al comentar la reacción argentina.

La Argentina y los Estados Unidos cruzaron ayer acusaciones de "proteccionismo" en lo que parece el comienzo de una guerra comercial.

La escalada comenzó cuando Washington formalizó una queja ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por "medidas poco transparentes" de la Argentina pata permitir importaciones entre otras medidas "proteccionistas".

Washington no estuvo solo en su demanda. Otra potencia comercial, Japón, lo acompañó con la firma de una queja igual.

De forma inmediata la cancillería de TImerman recogió el guante pero focalizó su reacción en los Estados Unidos. Lo hizo al anunciar que presentaría ante la OMC una queja similar a la promovida ya por Washington, pero referida al mercado de carnes y de limones.

La Casa Blanca cede "a la presión" del "looby proteccionista", denunció TImerman.

Esta mañana la Oficina Comercial norteamericana –un órgano independiente del gobierno federal- dijo estar "decepcionada" y "sorprendida" por la reacción del gobierno argentino y la encuadró como una "represalia" para nada encaminada a "aportar soluciones".

"Estados Unidos está sorprendido y decepcionado por la reacción de Argentina", dijo el portavoz del Representante de Comercio de Estados Unidos Nkenge Harmon.

"Parece ser parte de una tendencia inquietante en la que países llevan a cabo acciones que son inconsistentes con sus obligaciones ante la OMC en represalia por demandas en contra más que arreglar el problema subyacente presentado en la queja", agregó.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.