Para jefes. Este año, los sueldos no recuperarán el terreno perdido