Estiman que la economía creció un 8,4% en 2005