Europa quiere pactar con el Mercosur a fines de año

La UE se venía negando a dar fechas
(0)
21 de mayo de 2003  

El Mercosur recibió ayer una sorpresiva noticia positiva. La Unión Europea (UE) se negaba a poner una fecha a la finalización de las negociaciones para llegar a una zona de libre comercio con el bloque sudamericano ante la inestabilidad en esta región, pero de repente cambió de actitud.

La UE y el Mercosur pueden concluir a fines de año las conversaciones, admitió ayer el comisario europeo de Relaciones Exteriores, Chris Patten. La semana pasada, el ministro de Desarrollo brasileño, Luiz Furlan, y el vicecanciller argentino, Martín Redrado, habían hablado de un pacto para el año próximo.

Redrado no ocultó su satisfacción con el pronunciamiento de Patten: "Me parece bárbaro. El comisario de Exteriores es un cargo político, o sea que la decisión es más política que técnica". La oferta de apertura comercial que el Mercosur presentará mañana a la UE y el compromiso negociador del bloque sudamericano impactaron bien en Europa, según Redrado, cuya continuidad en el cargo depende de la decisión del canciller del próximo gobierno, Rafael Bielsa.

Por una huelga en Bélgica, sede de la Comisión Europea (órgano ejecutivo de la UE), la presentación del Mercosur no se concretó anteayer. La propuesta incluye un pedido de ampliación de cuotas para las exportaciones agrícolas sudamericanas, con lo que se deja la discusión sobre los subsidios al campo europeo para la ronda de Doha de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

El Mercosur ofrece liberalizar más las inversiones y los servicios, así como las compras gubernamentales. No obstante, defiende la imposición de cuotas para la importación en los sectores automotor, siderúrgico, metalmecánico y textil.

Las partes habían acordado que el pacto sólo podría cerrarse cuando concluya la ronda de Doha, a fines de 2004. Tras el cruce de ofertas de mañana, los negociadores se encontrarán el mes próximo en Asunción y los ministros de Comercio se reunirán tras la cumbre de la OMC de septiembre próximo en Cancún.

El acceso al poder de Néstor Kirchner aquí y de Lula da Silva en Brasil supone para Europa una ratificación de la existencia del Mercosur. El secretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Hacienda brasileño, Otaviano Canuto, dijo que con Kirchner espera acelerar la convergencia macroeconómica.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.