Al márgen e la semana. Extrañas formas de federalismo