Fallo contra ARG en la disputa por la marca

La Justicia rechazó la apelación de Eurnekian
(0)
21 de diciembre de 2001  

La sala 3 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal rechazó ayer el recurso revocatorio presentado por la aerolínea ex Lapa, que solicitaba autorización para utilizar el nombre ARG.

ARG, perteneciente a Eduardo Eurnekian, había apelado una demanda hecha hace cuatro meses por Aerolíneas Argentinas, que argumentaba la propiedad del nombre. Ayer, la Justicia no dio lugar a ese pedido, con lo que ARG debería abstenerse de utilizar las siglas de su nombre, entre otras razones, porque se trata del código que identifica a Aerolíneas ante la Organización Aérea Civil Internacional y ante la International Air Transport Association (IATA) .

Desde ARG, presidida por Guillermo Francos, no se preocuparon. "Tenemos una medida cautelar en nuestro favor. Seguimos siendo ARG", dijeron.

La ex Lapa confía en una presentación hecha hace dos días en San Miguel de Tucumán por la Asociación Red de Defensa del Consumidor (Redeco), que solicitó que se decrete la nulidad de la venta de Aerolíneas al grupo español Marsans, "hasta tanto no se dé cumplimiento a los recaudos y requisitos legales que acrediten la idoneidad técnica de su operador".

La batalla de presentaciones judiciales entre las dos aerolíneas comenzó con las rebajas tarifarias aplicadas por los españoles.

Según Antonio Mata, presidente de Aerolíneas Argentinas, esa política está de acuerdo con la demanda que tiene hoy el mercado aerocomercial. "Hemos aumentado un 168% la demanda entre octubre y noviembre. A la demanda hay que incentivarla", justificó.

-Las otras empresas dicen que esas tarifas terminarán fundiendo al sector.

-¿Pero dónde está la rentabilidad en un avión que va al 30% de su ocupación a una tarifa un 20% más alta que la que tenemos hoy? Nadie puede decir que con un 30% haya demanda. Los que hemos estudiado economía sabemos que son dos curvas que funcionan incentivadamente. Hay que poner un precio donde haya demanda. No hay mercado todavía para otros precios.

-Pero ustedes son un grupo internacional, que puede perder dinero en una aerolínea y recuperarlo con el turismo.

-Es cierto, nosotros hacemos un negocio sinergial, y tenemos un valor agregado que nos diferencia de otros. Pero, por ejemplo, no tenemos aeropuertos. Ni tampoco el Tren de las Nubes, como Dinar; ni tenemos un socio que sea el dueño de los aviones, como Southern Winds, que tiene como accionista a Bombardier y Juan Maggio. Es un entorno peculiar: hay una compañía cuyo accionista es el concesionario de los aeropuertos; otra, que se dedica a volar con tarifas apoyadas por su provincia, y otra, que tiene el 30% en poder de Eurnekian, y el otro 70% se lo reparten entre Maggio y el fabricante de los aviones, Bombardier. Por lo tanto, cada uno tiene lo que Dios le ha dado.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.