Mercados. Fin para el ciclo recuperador