Los mercados, a la espera de un plan económico

El mercado ya descuenta que la reestructuración de la deuda en moneda dura bajo ley local y extranjera será un éxito, pero ahora el nuevo y difícil desafío será encontrar un camino para hacer que repunten los activos argentinos; entre las cuestiones del exterior, en Estados Unidos se empieza a pensar en las próximas elecciones presidenciales
Florencia Bonacci
(0)
23 de agosto de 2020  • 00:00

Todo parece haberse reducido a la cuestión operativa: sin dudas, se prevé que la reestructuración de la deuda de la Argentina en moneda dura sea exitosa, lo que cerrará un nuevo capítulo en renegociaciones para el país. Pero lo difícil será a partir de ahora encontrar un camino para salir a flote, y, con ello, lograr un repunte de los activos argentinos. Por eso, tanto en los mercados financieros como también en otros ámbitos, la pregunta que toma fuerza es la de cuál será el plan económico.

Llega el canje de las deudas provinciales

La liquidez del mundo sigue esquivando a la Argentina. Y si bien se empezó a despejar el frente que representaban los acreedores en moneda dura, los problemas estructurales podrían seguir alejando a los inversores. En medio del proceso de canje de la deuda en dólares del Estado nacional (la de ley internacional que vence esta semana, y la local que vence la próxima), los bonos se mantienen más bien con movimientos limitados y con bajo volumen negociado. Las paridades se sostienen en torno a los 48/49 puntos. Queda saber cuál será el nivel de aceptación y la expectativa es que será razonable. Hacia adelante, el FMI será el próximo "pez gordo" a atacar. Si bien muchos piensan que el Gobierno buscará patear la pelota para 2021, estar en negociaciones en un año de elecciones no sería la mejor propaganda.

Las provincias también siguen su curso. Buenos Aires volvió a extender su período de canje, manteniendo la oferta de abril (por lo que se estima que no tendrá éxito). Mendoza ya está en una segunda etapa, mientras que Neuquén espera reestructurar dos bonos esta semana. Por otro lado, Córdoba ya inició conversaciones por sus obligaciones y se sumarán -al menos- Chacho, Salta, La Rioja y Entre Ríos.

La falta de un plan se refleja en el mercado bursátil

El despeje del escenario de la deuda no parece suficiente para el mercado bursátil argentino. La falta de un plan económico pospandemia se refleja en los precios que, medidos en dólares, mantienen al Merval por debajo de los 400 puntos, y muy lejos de los 560 de principios de año (ni hablar de la zona de los 1000 de hace un año). Así, hasta que haya mayor certidumbre y contemplación de metas -que deberán, al menos, hacer prever un camino de mejoras en el plano fiscal y mayor claridad en la política monetaria-, no se espera que el mercado pueda sostener un gran recorrido alcista.

Sin ir más lejos, los flujos en pesos está siendo captados por los Certificados de Depósitos (Cedears), que ya representan el 40% del volumen operado en el mercado de renta variable argentino -hace un año eran el 15% -. Más allá de su cobertura contra las variaciones de la brecha, el último impulso fue dado por las nuevas regulaciones que permiten su negociación a partir de un nominal, cuando antes dependía del ratio de conversión. ¿Qué significa esto? Que antes solo se podía comprar, como mínimo, 10 Cedears de Apple (según el ratio, una acción), y hoy se puede comprar solo uno. En pesos, antes eran $ 66.100 y hoy, $6615.

Fondos comunes dólar linked, una buena opción

Las restricciones cambiarias y un flujo de pesos en aumento, con la presión sobre las expectativas de devaluación que ello genera, han traído memorias de otras épocas (no tan lejanas). Y, con ello, llegan las mismas recetas. En este contexto, la búsqueda de opciones de cobertura por parte de los inversores reflotó el interés por los activos dólar linked. En ese sentido, los fondos comunes de inversión se vuelven un vehículo interesante, no solo porque permiten un resguardo ante una posible aceleración del tipo de cambio oficial, sino también porque ofrecen liquidez a los inversores.

Este giro fue detectado por la industria, que se volcó rápidamente a ofrecer "Fondos DL" -en tres meses pasaron de ser el 1% al 7% del patrimonio, sextuplicando los activos bajo administración-. En el análisis de las distintas opciones pueden verse múltiples estrategias, en su mayoría combinando los distintos instrumentos -en menor o en mayor medida-, lo que se refleja en tires en dólares que se miden en "devaluación + un spread que puede ser de entre +/- 5%". Los sintéticos están siendo los más utilizados, pero aquí hay que prestar mucha atención, porque la clave (el nivel de riesgo) estará sobre el activo subyacente.

En Estados Unidos, la política recupera protagonismo

A menos de 100 días de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, las prioridades en ese país se van ajustando. El presidente Donald Trump busca retomar la campaña y, en ese camino, revive viejos enemigos (China). Incluso con Wall Street mostrando valores máximos, los números no están a su favor (al menos, en las encuestas). El opositor Joe Biden le saca, en promedio, una ventaja de 8 puntos. Pero si consideramos que contra Clinton la diferencia fue en su momento de al menos 10 puntos... todo podría pasar.

En este contexto, los índices siguen marcando récords (a excepción del Dow Jones). El Nasdaq superó los 11.000 puntos y no parece tener techo, mientras que el S&P500 se mueve en los 3390 puntos, a la espera de catalizadores positivos para poder romper la resistencia. Ni las proyecciones pesimistas de la Reserva Federal -que provocaron una pequeña corrección en las cotizaciones-, ni los datos de pagos por desempleo peores a los esperados, logran anclar a la renta variable. Se espera que en los próximos meses la política pase a tener un rol protagónico, con lo cual la tendencia podría verse opacada y podría haber mayor volatilidad.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.