Los inversores, atentos al debate de los candidatos

El valor de los bonos locales ya descuenta que habrá una reestructuración
Sabrina Corujo
(0)
13 de octubre de 2019  

Los inversores locales siguen en la búsqueda de señales para intentar rearmar sus estrategias financieras, ya de cara al año 2020. Se comienza a proyectar -con algo más de datos- la posible política económica y financiera que habría a partir de diciembre. Eso incluye, como punto fuerte, la posición que finalmente adoptaría Alberto Fernández (quien tiene hoy por hoy la mayor probabilidad de llegar a la presidencia) respecto de una prácticamente "obligada" reestructuración de deuda.

Desde hace semanas, de hecho, se entiende que las cotizaciones de los bonos argentinos incorporan una reestructuración asegurada. Incluso, los niveles mínimos alcanzados corresponderían a una reestructuración bastante más agresiva que la que da a entender Fernández que impulsaría.

Es decir, son valuaciones que llegaron a emparentarse más con una reestructuración (previo default) de una Argentina 2005, que de con los niveles de paridad que reflejarían un reperfilamiento hecho al estilo Uruguay 2003.

La fuerte suba que hubo en la última semana ajustó está sensación, aunque se ubica aún por debajo de lo que sería creer "al pie de la letra" que es una opción lograr una salida como la del país vecino. De hecho, aun con la suba reciente y haciendo un ejercicio en el cual se extienden solo los vencimientos por 7 años, el potencial alcista adicional sería del orden del 55%, en promedio.

Se insiste, sin embargo, en que la probabilidad de un escenario en el que no se hagan ajustes de intereses es baja, producto de que tal cosa no sería sustentable desde el lado fiscal. No se espera hasta diciembre una propuesta concreta, aunque ello no implica que puedan existir "ciertos" anticipos.

De todas formas, noviembre será un mes clave, en el que se espera que comiencen las negociaciones formales con el FMI.

El comportamiento de las acciones, en este contexto, no estará muy desacoplado de lo que pase con la renta fija. Un dato: la correlación entre el S&P Merval en dólares y el riesgo país es negativa.

En el mientras tanto, la campaña continúa siendo un generador de noticias sensibles para el comportamiento de los activos financieros. Principalmente, se observan con atención los dichos de Fernández y de sus referentes económicos.

Los fines de semana, los análisis de este tipo suelen profundizarse, y este no es la excepción. Hoy se concretará el primer debate de candidatos a presidente y, justamente, entre los temas estarán la economía y las finanzas. La primera reacción a lo que se interprete de las declaraciones que surjan hoy o del resultado del debate, llegará con el comportamiento de las acciones argentinas en Estados Unidos mañana, que es feriado en nuestro país.

No obstante, no se esperan definiciones sobre políticas concretas en los días previos al domingo 27. Se considera que no hay mucho incentivo para adelantarlas desde el lado de la oposición, que no debería tener interés en enturbiar el actual escenario financiero (este es un buen dato). Al fin y al cabo, dólares que gaste Mauricio Macri en estas semanas son dólares menos que tendrá Fernández si gana las elecciones y asume el 10 de diciembre.

Esto último lleva a considerar el tema de la presión continua sobre el billete, incluso con el vigente control de cambios. Además, continúa el goteo de dólares (las reservas ya están por debajo de US$48.000 millones) y el camino ascendente de la brecha entre los tipos de cambio. Son variables que en este marco seguirán siendo objeto de monitoreo, ya que se espera que las tendencias actuales se mantengan.

Mientras tanto, la tasa de interés debería ceder su ritmo de caída respecto de las últimas semanas (ya a pocos puntos del piso determinado para el mes, de 68%). Las proyecciones en conjunto sobre el comportamiento de las tasas, y el camino de la inflación, son un factor adicional que juega sobre la presión a una mayor o menor dolarización y/o el comportamiento de la brecha (ello, en el marco de un control de cambios que ya lleva más de un mes).

Hay que recordar que este miércoles se conocerá el índice de inflación de septiembre. Se espera que se ubique en alrededor de 5,8% (según el REM del BCRA), por impulso del salto del dólar, para caer en este mes de octubre a 4,4% y apuntar a un primer trimestre de 2020 con tasas mensuales del 3,5%/3,3%.

La posibilidad de poder ver "cumplidas" estás expectativas, no obstante, dependerán básicamente de la política monetaria a implementar por quien sea gobierno desde diciembre. Y ello, en el marco de un programa financiero que tiene deficiencias en pesos.

Variables bajo la lupa

Inflación, tasa de interés y reservas, los temas claves

  • El miércoles próximo se conocerá la inflación de septiembre, que según las estimaciones, rondaría el 5,8% (según el REM del BCRA), influenciada por el salto en el tipo de cambio.
  • Se espera que la tasa de interés, otra de las variables claves para los inversores, ceda el ritmo de caída que experimentó en los últimos días.
  • También se monitorean las reservas (hoy están por debajo de US$48.000 millones), ya que los dólares que se gasten ahora les faltarán al próximo gobierno.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.