Los inversores, atentos al resultado electoral, al posible endurecimiento del cepo y a la reestructuración de deuda

Fuente: LA NACION
El mercado terminó una semana muy complicada, sobre todo por la inminencia de la elección de hoy; los precios descreen de un triunfo de Macri, al tiempo que la pérdida de reservas para mantener el tipo de cambio obliga a un nuevo ajuste de las restricciones para la compra de divisas o a un nuevo salto del dólar
Sabrina Corujo
(0)
27 de octubre de 2019  

El mercado cerró una semana muy complicada, influenciada por la inminencia de la elección. Los precios descreen de un triunfo de Macri y podría haber algún impacto adicional dependiendo de la contundencia del resultado final. La pérdida de reservas, para mantener el tipo de cambio, obligaría también a un nuevo ajuste del cepo o a un nuevo salto en el tipo de cambio. Lo primero es más probable que lo segundo, según los analistas. En este escenario se enmarcan los temas para las próximas horas.

1. El resultado de la elección de hoy

Los activos financieros descuentan en sus precios un triunfo de Fernández en primera vuelta, pero esto no implica que la contundencia del resultado no provoque movimientos adicionales. Esto hablará sobre su apoyo y sobre su gobernabilidad. No se espera igual una reacción ni parecida a la posterior a las primarias -solo para contextualizar, en ese lunes los bonos soberanos en dólares se desplomaron entre 25% y 30% y el S&P Merval perdió más de 37%, en tanto el billete saltó $8-. Ahí hubo sorpresa. Hoy, las carteras de los inversores ya son otras, en un escenario donde en las últimas semanas hubo una fuerte destrucción de valor y se acentuaron las posiciones de cobertura, acompañando el deterioro de las variables macro y financieras. Pero algo bueno saldrá hoy. ¿Por qué? Porque se avanza un "casillero". La atención, con un presidente electo, ya estará sobre la transición al 10 de diciembre y las definiciones de políticas del próximo gobierno. Eso no implica que sea gratis para los activos financieros, pero sí permitirá comenzar a proyectar un escenario futuro. Para lo que no está preparado el mercado es para un ballottage.

2. La posibilidad de "más cepo"

Acá se apunta básicamente a la aceleración de la caída de las reservas en las últimas semanas. Se perdieron más de US$ 3900 millones (de las que el 50% o más lo explica la intervención del BCRA para "domar" el tipo de cambio aún en un escenario de cepo). Las reservas se reducen así a niveles de 43.500 millones (y las de libre disponibilidad a menos de US$12.000 millones), y la cuenta de cuánto le quedaría al próximo Gobierno enciende una luz roja. En consecuencia, los rumores de un endurecimiento del cepo (o en su defecto, un desdoblamiento cambiario) se profundizan. Son dos los caminos más probables de corto plazo: se aumentan las restricciones o se libera el dólar. Ambos, tendrán impacto en otras variables (como la brecha y la inflación). De hecho, a pesar del "costo" en reservas de las últimas ruedas, la devaluación diaria promedio de la semana multiplicó por cinco la de las dos semanas previas. Ahora, la pregunta es cuándo podrían llegar las medidas. Algunos trascendidos apuntan a este mismo lunes, aunque no se puede saber con certeza. Lo que sí es prácticamente seguro es que las habrá y deberían llegar antes de cerrar este mes -es decir, antes del viernes-.

3. La duda sobre la reestructuración de la deuda

Reservas en baja, financiamiento cerrado y pagos de deuda por más de US$25.300 millones (entre capital e intereses) en los próximos seis meses, entre otros datos, dejan clara la necesidad de una reestructuración de deuda más temprano que tarde. El precio de los bonos así lo anticipó desde el día después de las primarias y lo que espera ahora es una propuesta, que, según coinciden los especialistas -al menos, desde lo privado- debería ser integral y con el consenso del FMI (al cual se le deben US$44.000 millones). Los ejercicios de cómo podría ser esta oferta se multiplican, entendiendo que cualquier propuesta debería contemplar detrás un análisis de sustentabilidad fiscal. De hecho, es justamente esto lo que elimina de las opciones a un simple reperfilamiento. Para algunos, deberá haber quita, más allá de extensión de plazos. Así, muchos acreedores de diferentes tipos, nuevo gobierno y grados de libertad limitados obligarán a ser creativos si se quiere despejar este punto en 2020. En concreto, no se espera una oferta en las próximas ruedas, pero sí se apunta a conversaciones con fondos que dejen traslucir qué tan amigable o agresiva sería, y así poder ir ajustando los ejercicios que permitan ver cuál es el valor de bonos.

4. El combo externo que influirá en el mercado

La semana de los mercados internacionales tendrá como centro a Estados Unidos, aun cuando se mirará de reojo el Brexit y algo más de Europa y China en cuanto a datos. El anticipo del crecimiento americano en el tercer trimestre, la Fed y el reporte de empleo se dividirán la atención con los balances -en donde reportarán empresas como Google, Facebook, Exxon y Apple, entre otras-. También será un dato si se cierra o no la fase uno del acuerdo comercial entre China y Estados Unidos. Pero, ¿qué se espera de cada quien? En lo que es la política monetaria, la probabilidad implícita de un nuevo recorte es del 90% (ubicando la tasa entre 1,5% y 1,75%). Lo que no hay es mucha expectativa sobre nuevos anuncios o "frases" muy determinantes tras la resolución. Por su parte, el informe de empleo de octubre promete una desaceleración fuerte en la creación de empleo -veremos, igual, cuánto aporta el sector público-, a la vez que el PBI estima una caída de la tasa de expansión por debajo del 2%. Con respecto a los balances, hasta ahora el ratio de sorpresas positivas se ubica en el 79% -un buen dato que permitió sostener en máximos a los índices-. Habrá que esperar a los sectores más comprometidos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.