En los mercados leen señales de ortodoxia y algunas "picardías"

Diputados votó el proyecto de impuesto a la riqueza, una de las cuestiones observadas por el sector financiero
Diputados votó el proyecto de impuesto a la riqueza, una de las cuestiones observadas por el sector financiero Fuente: LA NACION
Ya cerca de diciembre, los inversores empiezan a impacientarse; no se conoce más plan que el presupuesto 2021 y que algunas señales de ortodoxia, mientras se mantienen abiertas las negociaciones con el FMI
Florencia Bonacci
(0)
22 de noviembre de 2020  • 00:00

Nos acercamos a diciembre y los inversores comienzan a impacientarse. Mientras se mantienen las negociaciones del FMI, no se ha conocido más plan que el presupuesto para el año que viene y alguna que otra señal de cierta ortodoxia, pero hay dudas. En lo internacional, el efecto de la vacuna comenzó a perder fuerza para afrontar lo que queda del año, y ahora todo se centra sobre si existirá o no el famoso rally navideño

Vuelve a subir la brecha cambiaria

Los activos financieros locales siguen expectantes ante los pasos del Gobierno al que, si bien muestra señales de ortodoxia -con la búsqueda de una reforma jubilatoria, o la reducción de gastos sociales-, algunas "picardías" podrían jugarle en contra. La escalada en la inflación y las expectativas al alza, la distribución de utilidades al Tesoro -algo esperable-, y el tratamiento legislativo del proyecto de aporte por parte de las grandes fortunas, entre otras cosas, en combinación con una brecha que había caído bastante, generaron una presión renovada sobre los dólares financieros. Todo un marco de fondo que acercó nuevamente la brecha al 90% (desde niveles mínimos del 83% de hace más de una semana), e impactó sobre los bonos en dólares, que se ubican en paridades en torno a los 40 puntos, con tires de entre 14/15%, acumulando una caída de un 20% promedio desde el canje de septiembre. En cuanto a la curva de pesos, los exitosos roll over del Gobierno mantienen estables las cotizaciones de estos bonos, aunque el mayor desafío se dará en diciembre, cuando hay vencimientos por unos $450.000 millones. La atención estará entre fines de este mes y el próximo, en donde no se descarta que el Gobierno vuelva a emitir un dólar linked. Sobre los drivers de corto plazo, el resultado de la misión del FMI que concluyó este viernes, será una de las claves.

La situación de las deudas provinciales

Finalizado el canje a nivel nacional, y como era de esperarse, varias provincias hacen sus caminos con sus propias obligaciones, no todas con el mismo ritmo o resultado, lo que se refleja de forma clara en la dispersión de las paridades que muestra la curva subsoberana y que va del 45% al 85%. Entre las jurisdicciones que se encuentran perfoming y sin reestructuración esperada están la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Santa Fe. De hecho, sin grandes vencimientos de corto plazo (solo CABA afrontará vencimientos de capital el año próximo), el horizonte luce despejado. El resto afrontó, afronta o afrontará una negociación por sus bonos en dólares. Un breve pantallazo, sin ir más lejos, muestra que Mendoza fue la única que ya cerró un acuerdo con sus acreedores y logró mejorar su perfil de deuda. Provincias como Córdoba, Neuquén y Chubut -todavía con deuda performing- oficializaron ya sus propuestas, e incluso, las últimas dos, ya lograron un acuerdo inicial con los bonistas. En el otro extremo, Río Negro, Chaco, La Rioja, Entre Ríos y provincia de Buenos Aires ya tienen deuda en estado de default, y solo las dos últimas presentaron una oferta. La mayor preocupación sigue centrada en Buenos Aires, que tiene el 50% del stock total de deuda (US$7150 sobre un total estimado de US$14.950).

Los fondos con ajuste CER ganan espacio como refugio para los pesos

La probabilidad de una aceleración de la suba de precios para los próximos meses sigue latente -y los números de inflación mayorista de esta semana así lo ratifican-, y eso vuelve a poner en foco a los activos con ajuste por inflación. Incluso, este recurso fue utilizado por el Tesoro en su última licitación. En este escenario, vemos oportunidad en las rotaciones de las carteras para buscar una mayor cobertura ante la inflación creciente. Los Fondos Comunes de Inversión se vuelven un vehículo interesante para diversificar, en especial para un inversor retail Lo importante es identificar la posición dentro de la curva que se adapte mejor a cada inversor. La parte corta (de menor volatilidad) se identifica más con perfiles conservadores. En general, si analizamos su desempeño, y luego de un tumultuoso octubre, en lo que va de noviembre el rendimiento promedio de estos fondos se coloca en torno al 3,8%, por arriba del promedio del actual semestre, del 3%, y por encima del recorrido del CER que acumula un 1.9%. En promedio, la volatilidad se ubica en los 9 puntos, aunque con una amplia dispersión según la estrategia detrás de cada fondo. Es importante conocer que las tires indicativas de estas alternativas promedian CER + 4.3% (con un mínimo de 2% y un máximo de 6%).

En el mundo, el "efecto vacuna" va perdiendo fuerza

Wall Street dio por cerrada la temporada de balances. El 84% de las empresas del S&P500 superó las ganancias por acción estimadas por los analistas, y ese índice se ubicó muy por encima del promedio de los últimos 5 años, de 73%. En la comparación interanual, los beneficios por acción disminuyeron más de 7%. El gran ganador fue el sector de la salud, que logró un saldo positivo (13%), mientras que -como en los últimos trimestres- el sector energético fue el más castigado. La tendencia se muestra positiva: los pronósticos van en aumento de la mano de la recuperación proyectada de la economía. En cuanto a las cotizaciones, el S&P500 siguió marcando récords, aunque la gran incógnita es si logrará llegar a los 3700 puntos antes de fin de año, o si el índice se lateralizará hasta que no encuentre otro catalizador positivo, como podría ser el "Santa Rally" del que se suele hablar siempre en esta época del año, y que tiene como disparador clave las ventas navideñas del "viernes negro". De hecho, esta semana será corta para Estados Unidos por el feriado del jueves. Tampoco puede descartarse que cualquier evento negativo -mayores restricciones a la movilidad o más ruido político- empuje el índice hasta los 3400 puntos. Igualmente, una señal más preocupante sería que se vaya por debate de la zona de 3200 puntos.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.