Flavio Devoto: "La inversión de los laboratorios en investigación puede duplicarse en 2020"

El presidente de la cámara Caeme valora un cambio de políticas y dice que si se acelera la aprobación de los protocolos de I+D habrá un efecto multiplicador
Carlos Manzoni
(0)
21 de julio de 2019  

  • MINI BIO. Profesión: médico. Estudios: se recibió en la UBA, en 1990; entre otros estudios, tiene un MBA, en IDEA Business School. Otra ocupación: es gerente General de AbbVie Región Sur

Flavio Devoto está convencido de que la actividad farmacéutica tiene un potencial inmenso en el país, siempre y cuando se continúe por la senda iniciada hace dos años, cuando se aceleraron los tiempos de aprobación de los protocolos de investigación y desarrollo. Es más, en su carácter de presidente de la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (Caeme), afirma que su sector está en condiciones de duplicar para 2020 la inversión de US$300 millones anuales que hace actualmente y hasta de quintuplicarla en pocos años. "Desde 2017, hubo un cambio de política en el país que impulsó la actividad farmacéutica. Eso tuvo un efecto multiplicador para nuestro sector", comentó.

-¿Cómo está el negocio de los laboratorios en el país?

-Caeme, que representa a 45 empresas de diferente origen, está hace 93 años. Por eso, somos una cámara que tiene un compromiso fuerte con el desarrollo del negocio farmacéutico en el país. Básicamente, el negocio está enfocado en la innovación y en el impacto en los pacientes. En estas 45 empresas damos empleo a 10.000 personas y muchas de estas compañías son exportadoras de talentos. Este negocio es a largo plazo y no depende de vicisitudes, como las que hemos atravesado en estos 93 años.

-¿Cayó el consumo en su sector?

-Lo que vemos es que el mercado farmacéutico cayó 5% en 2018, acompañando al consumo masivo.

-¿Cuánta inversión demanda el desarrollo de un medicamento?

-Desarrollar un nuevo medicamento lleva diez años y una inversión de US$2500 millones. Pero no solo es un tema de inversión, sino que es una actividad de muchísimo riesgo: de cada 10.000 moléculas que se inventan en el tubo de ensayo, solo una es aprobada (en promedio). Esto quiere decir que hay un montón de fallas en el proceso y que las compañías deben aprender de estos fracasos para poder finalmente sacar un medicamento innovador, que impacte en los pacientes. Con esto, intento comunicar que es una actividad de mediano y largo plazo.

-¿Cuánto invierten en la Argentina las empresas de Caeme?

-Estas empresas, más allá de tener fábricas de medicamentos, hacen una inversión muy importante en lo que es investigación clínica. Para dar una idea, se invierten US$300 millones en eso y pensamos duplicar esa cifra en 2020, e incluso quintuplicarlo en algunos años más. La industria farmacéutica, según el Ministerio de Ciencia y Técnica, lidera la inversión en investigación y desarrollo en la Argentina, con una participación de 27% del total (el 90% de esa investigación es de empresas de Caeme). Lo importante es que el 83% de esta investigación clínica es financiada con inversión extranjera directa.

-¿Por qué esa inversión extranjera directa en la industria farmacéutica elige la Argentina?

-Hay una condición principal: desde 2017 hubo un cambio de política respecto de los tiempos de aprobación de los protocolos de investigación y desarrollo y eso impulsó la actividad, que creció 32%, respecto del año anterior. Ese cambio tuvo un efecto multiplicador en nuestro sector.

-¿En qué se puede mejorar en propiedad intelectual?

-En cambiar mecanismos que restringen la posibilidad de patentamientos, porque sigue habiendo más restricción que en otros países.

-¿Qué impacto tiene para su sector el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea?

-Celebramos la firma de este acuerdo y confiamos que es un camino que va a consolidar el proceso de integración de la Argentina con el resto del mundo, potenciando el respeto de la propiedad intelectual y la innovación. Obviamente, este acuerdo aún tiene que ser validado por los distintos países; creemos que va a ser positivo, pero aún faltan los detalles de cada una de sus cláusulas.

-¿Complica mucho al negocio el tipo de cambio local?

-Somos una industria de largo plazo, que va más allá de la coyuntura de cada uno de los países en los que operamos. En lo que hace a los precios, se han ido ajustando en los últimos años de acuerdo con lo que sucedió con el IPC (índice de precios al consumidor, que mide el Indec).

-¿Cómo afectó la nueva negociación que instrumentó el PAMI?

-El PAMI decidió pasar de un modelo de convenio por cámara a un convenio individual por laboratorio. Eso es potestad de ese organismo y nosotros, como parte de este cambio, acompañamos esa decisión y estamos enfocados en seguir proveyendo soluciones para que los cinco millones de afiliados del PAMI tengan los mejores medicamentos disponibles.

-¿Cuánto se vende en el mercado interno y cuánto se exporta?

-Algunas empresas de Caeme exportan, principalmente a los Estados Unidos y a la Unión Europea, por un valor de US$300 millones al año. Pero la principal exportación que se hace es la que se efectúa mediante la investigación clínica.

-¿Dónde está más enfocada la investigación hoy?

-Tenemos el gran desafío de proveer soluciones innovadoras a los pacientes. Hoy la gente vive más y quiere vivir mejor, por lo que hay una demanda de medicamentos que mejoren la productividad de las personas. El gran desafío es cómo generar esa innovación. Nosotros pensamos que es a través de la inversión y de una visión de largo plazo, porque se necesitan recursos humanos calificados, políticas públicas de largo plazo, un eficiente rol del Estado y un fuerte respeto a la propiedad intelectual, en línea con el resto del mundo. No nos olvidemos que la Argentina compite con otros países por esa inversión en innovación y desarrollo en la industria farmacéutica.

-¿Hay alguna otra medida que pueda promover el desarrollo del sector y que están impulsando desde Caeme?

-La Argentina tiene mucho por hacer en todo lo que es propiedad intelectual, pero se está en ese camino. En estos años se ha logrado insertar en el mundo y eso implica una serie de estándares, donde la propiedad intelectual es muy importante. Nosotros impulsamos todo lo que sea lograr mayor eficiencia y transparencia en los procesos regulatorios. Si uno protege la innovación, abre una vía muy importante para el desarrollo del país. Lo que se hizo con la informática, por ejemplo, es un buen ejemplo.

-¿Qué se viene en la industria farmacéutica en el futuro?

-Se está yendo hacia la medicina personalizada, que representa un cambio de paradigma en el tratamiento farmacológico. Se pasa de algo masivo a algo más personalizado según la historia genética de cada persona. Esto implica una mayor inversión en el estudio de poblaciones y de las distintas circunstancias de esas poblaciones, para poder elegir el mejor tratamiento para cada individuo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.