Frenan las nuevas tarifas en celulares

El sistema "paga el que llama" debía empezar el sábado, pero lo detuvo una presentación judicial
(0)
30 de agosto de 2001  

La Justicia dictó ayer una medida cautelar que detiene el nuevo sistema de tarifas para llamadas entre teléfonos celulares y de teléfonos fijos a celulares, denominado "el que llama paga", que debía regir desde el sábado próximo. Este fijaba un precio mínimo de entre 20 y 25 centavos más IVA por llamada, según el horario, para comunicaciones entre móviles y de 29 centavos para llamadas de aparatos fijos a celulares.

La jueza en lo contencioso administrativo María Carrión de Lorenzo dispuso una medida de no innovar para la iniciativa del Gobierno, tras una presentación efectuada por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires. El 22 del actual, la titular de esa dependencia, Alicia Oliveira, le había enviado a la Justicia un documento que argumentaba que el nuevo costo aprobado por el Gobierno implicaría un aumento del 5 al 15% en la tarifa general.

Y ese pedido, tomado en cuenta por la jueza, congeló entonces la medida tomada por el secretario de Comunicaciones, Henoch Aguiar, hace alrededor de un mes. Así, De Lorenzo frenó la entrada en vigor hasta decidir sobre si hace lugar o rechaza los argumentos esgrimidos por la Defensoría."Esta modificación de tarifas es el resultado de un acuerdo privado entre las empresas, en una actitud que limita la competencia y mantiene como rehenes a los siete millones y medio de usuarios de celulares", dice la presentación de Oliveira.

Enterado de la decisión tomada por la jueza, Aguiar no descartó ayer la posibilidad de apelar la medida. "La implementación del sistema calling party pays (paga el que llama) se está realizando de acuerdo con el derecho", señaló el funcionario a la agencia de noticias Télam, al término de una reunión que mantuvo con el presidente Fernando de la Rúa y con representantes de empresas de informática.

Dilaciones

Es la segunda vez que se demora la aplicación de este sistema de comunicaciones, que consiste en que los abonados a la telefonía celular dejen de pagar las llamadas que reciben desde otro celular, pero, a cambio, abonen una mayor tarifa para compensar el uso de las redes de otras operadoras.

La primera de estas demoras fue el 4 de mayo, a cuatro días de haberse implementado la medida, por decisión de la propia Secretaría de Comunicaciones. Aquella vez, el organismo había detectado irregularidades en la aplicación del sistema por parte de las empresas de telefonía celular y decidió dar marcha atrás.Sin embargo, tras intensas negociaciones, el 31 de julio último, el Gobierno volvió a autorizar la aplicación de la modalidad, que suponía una considerable ventaja al 70% de los usuarios de telefonía móvil: los que tenían servicios prepagos, que dejaban de abonar las llamadas entrantes. El otro aspecto positivo era la rebaja en la tarifa de las llamadas realizadas desde un teléfono fijo a uno móvil.

"Hay dos elementos importantes en la modificación del sistema -dijo Aguiar-. Por un lado, esa reducción suplementaria que se aplicará en las llamadas de teléfonos fijos. En este caso, esta demora afecta a los clientes de telefonía fija que no tienen posibilidad de cambio de prestador". El otro elemento fundamental, según el funcionario, es el "fuerte sinceramiento" que tuvieron las empresas, tanto en la relación con sus pares como con los clientes. La nueva modalidad obliga a una relación entre los prestadores con un "trato igualitario", porque un llamado que comienza en la red de una compañía puede tener por destino un cliente de otra empresa, razonó Aguiar.

Competitividad

  • La Secretaría de Comunicaciones está diseñando un plan de competitividad para las empresas de informática y de telecomunicaciones. Así se lo hizo saber el titular de esa dependencia, Henoch Aguiar, al presidente De la Rúa. El plan, que prevé rebajas impositivas y será presentado en breve a Economía, apunta a convertir al país en un polo exportador de software.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?