Frenan un pedido de aumento de tarifas en la Capital Federal

Telefónica y Telecom habían reclamado la liberación de precios
(0)
27 de mayo de 2003  

En una de sus últimas resoluciones antes de dejar el cargo, el ahora ex secretario de Comunicaciones Marcelo Kohan frenó un pedido de aumento de tarifas realizado por Telefónica y Telecom para el área de la Capital Federal y el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA, incluye el conurbano).

La medida, firmada por Kohan el viernes pasado, establece que Telefónica y Telecom deberán demostrar que efectivamente han perdido cada una en su zona original de concesión el 20% de sus ingresos a manos de la competencia para que se liberen las tarifas locales y de larga distancia en la Capital y el AMBA.

En noviembre de 2000, el entonces secretario de Comunicaciones del gobierno de Fernando de la Rúa, Enoch Aguiar, firmó la desregulación que permitía el ingreso de nuevos competidores al mercado que hasta ese momento había sido monopolio de Telefónica y Telecom.

El reglamento estableció que, al declararse "competencia efectiva" en una zona, se podían liberar las tarifas, que mientras tanto seguirían con un tope máximo para ambas telefónicas. La competencia efectiva se concreta cuando la operadora dominante (Telecom en el Norte y Telefónica en el Sur) pierde un 20% de los ingresos a manos de un competidor.

Apenas firmada la desregulación, Telefónica y Telecom solicitaron autorización para que se considere área de competencia efectiva a la Capital y el AMBA, argumentando que, al repartirse 50 y 50% el mercado, se daban las condiciones de competencia efectiva.

"Ese expediente fue reflotado por las telefónicas el año pasado, para tratar de forzar un aumento de tarifas", dijo una fuente de la Secretaría. Durante la renegociación con la comisión que manejaba los contratos con las empresas de servicios públicos privatizados, Telefónica y Telecom pidieron ajustes cercanos al 30 por ciento. Sin embargo, las negociaciones se dilataron y finalmente el Gobierno no ajustó los servicios.

Entonces Telefónica redobló la apuesta y acudió a la Justicia solicitando que le exija a la Secretaría de Comunicaciones una definición del tema. Finalmente, la semana pasada, la jueza Cristina Carrión de Lorenzo le otorgó 40 días a la Secretaría de Comunicaciones para que se pronuncie.

En la resolución, Kohan destaca que es necesario que tanto Telefónica como Telecom demuestren que cada una ha perdido el 20% de la facturación en manos de un tercer operador en su zona histórica de concesión. Tal situación deberá ser verificada por la Secretaría de Defensa de la Competencia y la Secretaría de Comunicaciones en conjunto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.