Fue mamá a los 50 años y creó un centro de innovación para niños pensando en el futuro de su hija

Anna Langberg
Anna Langberg Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta
(0)
31 de octubre de 2018  • 20:59

Anna Langberg es arquitecta y tenía una vida más o menos ordenada hasta que a los 50 años la impactó un "tsunami" que fue la maternidad y su hija Lucía, por lo que empezó a pensar en un proyecto para incentivar la innovación en las personas, que hoy es el Centro de Urbano de Actividades Creativas (CUAC).

"Me junté con dos profesionales y pensamos en el mundo de la creatividad. Cuando entramos al jardín somos creativos, pero luego ingresamos a la primaria, secundaria y la universidad y luego las empresas piden managers creativos que aporten ideas cuando las abandonamos en la sala de 4", afirmó en el cuarto summit de Innovación organizado por LA NACION. También contó que recorrieron Estados Unidos, Noruega, Finlandia e Italia buscando experiencias.

"Llegamos a muchas conclusiones y queremos hacer un formato local de creatividad para todas la edades. Empezamos con la Expo Orejita y Foley que es para K-12, que son chicos de 0 a 12 años, pero pensamos agregar hasta la tercera edad. Todos somos creativos, pero no de la misma forma. Howard Gardner habla de siete inteligencias, todos tenemos una combinación de esas", explicó.

De acuerdo con esto, piensan plantear temáticas de 360 grados y tipologías, es decir, no hacer sólo una actividad fuerte diaria sino proyectos y entrenamientos entre varias personas. "Creo que al hacer procesos creativos y entrenarse en eso la sociedad no va a tener ciudadanos que alimentar, sino que esa fuente creativa trae cambios sobre todo en lo económico. Yo tengo 58 años y sigo empezando; creo que todos podemos hacerlo", concluyó y dijo que innovar es la cualidad humana del futuro.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.