Fue un año complicado, sin dudas, pero el bitcoin continúa en ascenso