Fuerte caída de la fuga de capitales durante el 2012