Fuerte descenso de las inversiones españolas