Fuerte suba de la Bolsa por las restricciones al retiro de dinero

Los inversores buscaron en las acciones una salida ante un eventual congelamiento
Javier Blanco
(0)
6 de diciembre de 2001  

La restricción impuesta a la extracción de dinero en efectivo y el creciente temor a que una probable cesación de pagos acelere el camino hacia una inevitable devaluación o confiscación de depósitos se convirtió ayer en incentivo para la inversión bursátil, lo que se reflejó en una abrupta suba superior al 8% del índice Merval y un fuerte salto en los montos negociados tanto en acciones como en títulos de renta fija.

Según los operadores, la mayor parte de las compras de acciones se debieron a inversores y empresas que buscan una puerta de escape a las restricciones locales operando vía Nueva York para hacerse de efectivo o los que evalúan ahora al riesgo bursátil como inferior al de mantener dinero en bonos o colocaciones bancarias.

Y las operaciones con bonos fueron activadas por quienes buscaron tomar posición en los títulos más devaluados para presentarse al canje que vence el viernes o también usarlos de vehículo de salida del sistema local.

Lo paradójico es que los temores imperantes tuvieron esta vez una fuerza tal que activaron una serie de reacomodamientos que, a la sazón, se transformaron finalmente en mejoras de precios:

  • El índice Merval creció un 8,02%, y los negocios con acciones, que no habían superado los $ 5 millones desde que se impusieron el lunes las restricciones, aumentaron hasta los $ 12,4 millones.
  • La tasa de riesgo país cayó 0,5% producto de la mejora que registraron algunos bonos, aunque este resultado se hizo confuso para muchos dado que el banco de inversión JP Morgan modificó la composición del índice de la Argentina, lo que ficticiamente hizo saltar más de 700 puntos el indicador. Pero la medición más fiable surge de considerar que, según su actual ponderación, el riesgo previo hubiera sido de 4040 puntos, y como ayer cerró en 4020 puntos queda claro que retrocedió 20 (ver aparte).
  • Y los negocios con bonos, que anteayer habían sumado $ 28 millones en la Bolsa y $ 14,9 millones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE), crecieron hasta los $ 139,9 millones y $ 26,3 millones en cada plaza, respectivamente.
  • "La Bolsa subió, pero no fue porque la situación esté bien sino todo lo contrario", expresó Eduardo Esteban, operador de Cohen sociedad de bolsa. Y Agustín Etchevarne, analista de la consultora Delphos Investment, coincidió al sostener que la suba "tuvo bastante que ver con las restricciones a los depósitos".

    "Muchos compraron acciones en la Bolsa ante el temor de que más adelante le incauten el dinero de los bancos. Prefieren tener acciones o comprar inmuebles antes de que el Gobierno disponga del dinero que tienen", aclaró.

    Mariano Tavelli, de la casa de bolsa homónima, certificó esta descripción. "La gente está tomando a las acciones como un refugio a una probable devaluación o confiscación de los depósitos", corroboró.

    Con todo, el presidente Fernando de la Rúa volvió ayer a desmentir la posibilidad de que el Gobierno recurra a cualquiera de esos dos instrumentos la posibilidad de devaluación o dolarización.

    El saldo en cada mercado

    Lo concreto fue que, después de un comienzo negativo los papeles comenzaron a retomar posiciones y en el pasaje de mayor brillo el índice Merval de las acciones líderes llegó a acumular una ventaja del 11,15%, al tocar los 235,82 puntos.

    Más adelante, una previsible toma de ganancias y la actitud más prudente de los operadores recortó la diferencia al 5%, aunque y finalmente el ingreso de nuevas órdenes dejó a los principales papeles 8,02% arriba.

    "Cualquiera que sea el escenario futuro (devaluación, dolarización o actual plan) es favorable para las empresas por la baja de las tasas, pero además el mercado se verá beneficiado por la búsqueda de otras alternativas de inversión frente al menor atractivo de los rendimientos financieros", apuntó un corredor de bolsa.

    Las subas más relevantes se anotaron en los papeles de Pérez Companc (12,6%); Telefónica (9,59); TGS (9,57); Indupa (9,19) e YPF (9,09).

    Los bonos globales con vencimiento en el año 2008 se cotizaron a US$ 39,50 con una baja del 5,95 por ciento y en el exterior las tres modalidades de bonos "bradies" clausuraron en los siguientes valores: Discount, US$ 51,00 (+ 2%), FRB, US$ 45,50 (- 1,09%); y Par, US$ 50 (- 4,99).

    En tanto, en el sector bancario las tasas de interés que se ofrecen a los ahorristas volvieron a reacomodarse hacia abajo. De acuerdo con el último relevamiento del Banco Central, los depósitos a plazo fijo recibieron una tasa promedio del 0,67 mensual, equivalente al 8,13% anual, mientras que las inmovilizaciones de dinero en las cajas de ahorro lograron un 0,20 mensual o 3,27% anual.

    En el segmento interbancario las tasas en dólares se pactaron entre el 25 y 30 por ciento anual, un nivel que se sigue considerando alto.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.