Gastón Hantouch. "No apuntamos más a donaciones en especie"

El coordinador de Logística Humanitaria de la Cruz Roja Argentina habla sobre los procesos de intervención y despliegue en catástrofes
Alejo González Prandi
(0)
28 de marzo de 2019  

Gabriel Hantouch, coordinador de Logística Humanitaria de la Cruz Roja Argentina
Gabriel Hantouch, coordinador de Logística Humanitaria de la Cruz Roja Argentina

La solidaridad puede tener las mejores intenciones, pero no siempre alcanza. Un pueblo aislado por el agua no se salva a menos que haya, en principio, un procedimiento definido en la logística de esa emergencia. En este tipo de situaciones, la Cruz Roja Argentina asiste al poder público, cubriendo los vacíos que deja el Estado por falta de capacidad, tiempo o recursos.

A partir del momento que esta asociación civil recibe una alerta, por causa de un terremoto, una inundación o un alud, considera los daños y las necesidades que haya en la zona afectada, y diseña un plan de acción. El objetivo es que las personas perjudicadas por una catástrofe natural vuelvan a su vida de la mejor forma posible.

Con 15 años de trabajo en la entidad, Gabriel Hantouch, coordinador de Logística Humanitaria de la Cruz Roja Argentina, que depende de la Dirección de Respuestas de Emergencias y Desastres de la entidad, explicó que normalmente las intervenciones iniciales "tienen que ver con los primeros auxilios, el apoyo psicosocial y la colaboración con el centro de evacuados". Si bien su misión no son las tareas de rescate, sí brindan soporte a los bomberos. "Nuestra línea de trabajo tiene que ver con la salud, la prevención de las enfermedades, la higiene, el agua y el saneamiento", afirmó el especialista.

P-¿Cuál es la tarea principal de la división que tiene a cargo?

R-La logística de emergencias tiene en primer lugar el bienestar de la gente que trabaja en esta área, como proveer botas, máscaras, barbijos, antiparras o cascos. No solo llevamos los artículos al lugar indicado, que varía en cada caso según la cantidad de voluntarios que intervienen, sino que también coordinamos los distintos modos de transporte para que lleguen a destino. Tenemos en cuenta desde los diferentes lugares que parten, el combustible para los vehículos, los alojamientos hasta la comida. Una vez que estamos en el terreno y sabemos cuáles son las necesidades, la línea de respuesta incluye un kit de higiene, que es casi como en cualquier Cruz Roja del mundo. El proceso de entrega de ayuda humanitaria incluye desde la compra de los artículos, el armado de los kits, la puesta en el lugar hasta la distribución.

P-¿Cómo es el proceso logístico para que lleguen esos productos a los afectados?

R-Si la filial local va a hacer la primera respuesta, respondemos a sus requerimientos. Si necesitan voluntariado, contamos con formatos de convocatorias que se envían a las filiales consultando qué disponibilidad hay para viajar a un determinado lugar y en qué período se podrían movilizar. A medida que llegan las devoluciones se empiezan a armar equipos de viaje, con ciertas capacidades y horarios. Disponemos de vehículos propios para transporte de pasajeros. Si no, se compran pasajes de micro o avión.

P-¿Cómo adquieren los elementos que envían dentro de los kits?

R-Los compramos. Así como las emergencias tienen fases, nuestra logística también. La primera parte es presupuestar lo que se va a gastar. Recibimos los insumos a utilizar y evaluamos el costo de distribución y almacenamiento. Por eso, desde fines de 2013 las campañas de donaciones no apuntan más a la donación en especie. Cambiamos esa lógica con el donante. No sirve que nos traigan una botella de agua o un detergente, pero sí el dinero para comprar lo que después entregamos. Operativamente es mucho más simple. De esta manera, damos cosas nuevas y todos reciben lo mismo.

P-¿Cómo es el proceso de compra?

R-Tenemos una lista de proveedores y se concursa. Por lo general, son montos muy grandes. Como se maneja mucho dinero, para darle suma transparencia se hace una licitación interna con los proveedores. Ellos reciben el mismo pedido de cotización. Se indican también los tiempos y el lugar de entrega. Deben cumplir algunas condiciones, ya que los productos deben entrar en las cajas que tenemos.

P-¿Qué diferencias existen entre este tipo de logística y las más convencionales?

R-La logística comercial, por llamarla de alguna manera, es siempre igual. Pero un terremoto no es lo mismo que una inundación, un tornado o un alud. Son escenarios diferentes, por lo que debemos adaptar nuestro sistema logístico a cada caso.

P-¿Cuáles son los mayores desafíos?

R-Cumplir los tiempos de respuestas. Llegar a los lugares que están afectados por una emergencia siempre es difícil. Los tiempos son otros y esto no siempre se entiende. En varias ocasiones nos incumplen los compromisos, como que un camión no llegue a la hora indicada, servicio que pagamos. El transporte es muy difícil. No siempre necesitamos lo mismo, en el mismo lugar, al mismo tiempo. También existen dificultades en pedir la ayuda de la manera adecuada. Por eso, otro desafío es capacitar a logistas en emergencias. De hecho, tenemos una red de personas ya capacitadas. Nuestros cursos se hacen dos veces al año, con una duración de tres o cuatro días. Están destinados a voluntarios y otras organizaciones.

P-En este sector, ¿los procesos de la Cruz Roja Argentina son los mismos que en otro país?

R-Sí, teniendo en cuenta que algunas cosas se adaptan al contexto local. Hay un manual de procedimiento internacional que lo acomodamos a nuestras acciones. Los niveles de capacitación, nacional, regional o mundial, están estandarizados. Eso hace que la red de respuestas sea mucho más armónica.

P-¿Cuáles son sus fuentes de información para saber con exactitud el estado de los accesos o para definir las prioridades?

R-El escenario de acceso me lo da, a veces, la filial local. Si tiene logista, la comunicación es más directa. Hay que tener en cuenta que muchos informes surgen en el momento. Fuera de las emergencias, se hacen controles de inventario de insumos y se preparan los equipos para la atención de primeros auxilios.

P-¿Cómo los afecta la inflación?

R-Nos cuesta prever el presupuesto de un año para el otro, más allá de que es imposible saber cuántas emergencias habrá en un año. Los insumos para los kits o los equipos de seguridad se cotizan en dólares. Si pudiéramos contratar los productos en el exterior sería más barato, pero nos cobran el 50% de arancel aduanero. Caso contrario, haríamos un montón de cosas de otra manera.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.