Gente que hace: dos banqueros crean un fondo para proyectos tecnológicos

Alejandro Estrada y Andrés Meta lanzaron AR Fintech, con el objetivo de financiar el desarrollo de startups relacionadas con el mundo financiero
Florencia Donovan
(0)
25 de abril de 2016  

Con AR Fintech, Estrada y Meta ya recaudaron US$ 5 millones
Con AR Fintech, Estrada y Meta ya recaudaron US$ 5 millones

Es una historia más de dos amigos que, en un café, en el medio de una charla sobre la vida, desarrollaron un negocio. Aunque, en esta ocasión, no se trata de dos ignotos entrepreneurs que se lanzaron con una idea rupturista. Alejandro Estrada, creador de empresas como DineroMail o la prometedora Ibillionaire, y Andrés Meta, accionista del Banco Industrial, armaron un fondo de inversión para fomentar el desarrollo de empresas de tecnología relacionadas con el negocio financiero, o fintechs, según se las conoce en la jerga. ¿La particularidad? Invitaron a toda la banca nacional a participar del negocio.

Y es que, lejos de ver en las fintechs una amenaza para el negocio de los bancos, tanto Estrada como Meta están convencidos de que no sólo las empresas de Internet que quieren adentrarse al mundo financiero pueden salir fortalecidas al valerse del soporte de los bancos, sino que las entidades locales necesitarán cada vez más de fuertes plataformas digitales para poder competir con los jugadores internacionales.

"En un primer momento, en la era de 1.0, se hablaba de que Internet iba a fundir a los bancos, pero después, en la etapa 2.0, llegamos a la conclusión de que no iba a ser así, sino que las empresas fintechs y los bancos van hacia un esquema colaborativo -explica Meta-. Hoy estar cerca del cliente significa estar online, en el celular. Y por otro lado, el banco tiene las manos muy atadas. Si quiere ofrecerle servicios a alguien en la base de la pirámide le cuesta muy caro: sólo de papel, la atención en sucursales... Las fintechs están prestándoles a esos individuos a costos mucho menores", ilustra.

Con el nombre de AR Fintech, el fondo ya recaudó en una primera ronda US$ 5 millones y tiene ocho bancos privados de capital nacional como accionistas, aunque la idea es incorporar más entidades e, incluso, en una segunda etapa podrían permitir la participación de sociedades de Bolsa o aseguradoras.

Para empezar, aseguran los fundadores, el capital del fondo es suficiente para hacer ruido en el mundillo entrepreneur. "Una compañía digital arranca con dos buenos techies (por expertos en tecnología) y 20.000 o 50.000 dólares", dice Estrada, con conocimiento de causa. "Después, el nivel de escala que pueden adquirir es enorme", explica.

En el exterior, todos los grandes bancos tienen unidades de negocio destinadas a la investigación y el desarrollo de plataformas en el mundo digital. En el mercado local, sólo unas pocas entidades le dedican recursos al desarrollo de nuevas herramientas. Pero sustentadas en el negocio de banca tradicional, hasta ahora, ninguna entidad financiera privada de capital nacional logró hacerse un lugar en el mercado internacional, como sí lo hicieron algunos bancos brasileños o mexicanos. Meta y Estrada creen que, mediante un buen desarrollo de fintechs, los bancos nacionales tranquilamente podrían irrumpir en las primeras ligas del mercado financiero.

Ar Fintech tiene un manager independiente, que es el actual CFO de la empresa Credicuotas, Ramón Menalled, y al fundador de moni.com.ar (una empresa de préstamos online) Juan Pablo Bruzzo como asesor. Su directorio está conformada por Estrada y Meta, pero además tiene tres banqueros, que la idea es que vayan rotando en el tiempo.

En todos los proyectos que financie el fondo habrá siempre un banco responsable de entregarle soporte a la nueva empresa. Esto es desde la apertura de una cuenta bancaria hasta soporte técnico y de know-how. "Tanto él (por Meta) como banquero y yo, como ex banquero y emprendedor veíamos las dificultades de las compañías fintech para desarrollarse en la Argentina y tener proyección internacional. Y uno de sus principales problemas venía por el poco entendimiento del sector financiero", explica Estrada. "Poder colaborar es un desafío para el país. Eso de depender de Maradona... Porque con la billetera de cada uno es difícil pensar que se va a lograr jugar en primera", continúa Meta.

En el mundo sobran ejemplos. Un banco como Citi, con más de 200 años de vida, está valuado en US$ 120.000 millones. Mientras que PayPal, una empresa de pagos que tiene apenas 18 años, ya vale en el mercado US$ 47.590 millones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.