Gestiones para equilibrar la balanza comercial entre la Argentina y Brasil

La delegación local es encabezada por el gobernador Scioli y el canciller Taiana
Pablo Morosi
(0)
26 de marzo de 2008  

SAN PABLO.- En un intento de revertir el déficit comercial de la Argentina con Brasil, el canciller Jorge Taiana instó ayer en esta ciudad a profundizar la relación bilateral en el marco del Mercosur con una visión, dijo, de "integración productivista" que resulte principalmente de la alianza de los sectores industriales. Fue durante las exposiciones del seminario "Oportunidades de negocios entre la Argentina y el Estado de San Pablo", organizado por la Cancillería y la poderosa Federación de Industriales del Estado de San Pablo (Fiesp), que reúne a los principales empresarios industriales del distrito.

Entre los panelistas y el auditorio reunido en la sala de la Fiesp, se concentraba el mayor poderío empresarial de América latina, las máximos representantes de la UIA y de la entidad anfitriona, además de casi un centenar de empresarios pyme y autoridades de los dos países.

Frente a ellos, habló primero el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, que expuso sobre "las ventajas competitivas de invertir en el territorio provincial" y aseguró que al distrito llegó una inversión por día en los primeros 100 días de su gobierno. En total, señaló, existen compromisos de inversión por unos US$ 1800 millones.

La presencia de Buenos Aires en la misión es central: la provincia genera el 62% de todas las exportaciones argentinas a Brasil y el 65% de las pymes bonaerenses mantiene relaciones comerciales con el vecino país. "Estamos adaptando la infraestructura para adecuarla al crecimiento sostenido y poder responder a nuevas demandas", aseguró Scioli, que también buscó tentar a los empresarios paulistas con ventajas de promoción industrial, trámites simplificados para radicación de empresas y asociatividad entre el Estado y privados para emprender obras públicas.

A su turno, Taiana dijo que la misión comercial y las reuniones mantenidas en estos días son la primera consecuencia concreta de los acuerdos alcanzados el mes pasado tras el encuentro de los presidentes Cristina Fernández de Kirchner y Luiz Inacio Lula da Silva.

El encuentro se produce en el marco de un incremento sostenido del comercio bilateral. En 2007 alcanzó los US$ 25.000 millones y se espera que el corriente año llegue a 30.000 milllones. En ese contexto, la balanza comercial es desfavorable para la Argentina en unos 4300 millones. Como se dijo, equilibrar ese déficit es uno de los objetivos de la misión.

El vicecanciller brasileño, Samuel Pinheiro Guimaraês, ferviente defensor de la integración regional, resaltó, además del carácter de socio principal de la Argentina respecto de su país, la necesidad de establecer una estrategia en conjunto para que esa alianza se convierta en el "centro de nuestra actividad económico política para avanzar en grandes transformaciones". En el mismo sentido habló Rubens Barbosa, coordinador de los consejos superiores de la Fiesp, que pidió a los gobiernos que contribuyeran a diluir las trabas de naturaleza comercial entre ambos países y respaldó con énfasis el ingreso de Venezuela al Mercosur.

Cambio paulista

Es un dato nuevo: hasta no hace mucho tiempo, la Fiesp había demostrado cierto recelo hacia el avance de la integración regional. Anoche, una alta fuente de la representación argentina explicó lo siguiente: "El avance en la complementación entre empresas y las fuertes inversiones brasileñas en la Argentina hacen que la óptica comercialista de las relaciones bilaterales esté empezando a cambiar y ahora se vea como importante que la balanza entre ambos países esté equilibrada".

Automotrices, caso testigo

En tal sentido, la Cancillería también apunta a favorecer acercamientos entre entidades industriales para, de ese modo, profundizar acuerdos entre sus miembros.Un caso testigo será la negociación en trámite sobre el intercambio comercial en el rubro automotriz.

Ayer varios de los disertantes aludieron a la importancia de esa negociación. A propósito, Taiana dijo a LA NACION que la pretensión argentina "es que el acuerdo al que se arribe refleje el crecimiento argentino en ese rubro". Aunque aclaró que el tema no fue motivo de discusión en los encuentros de estos días.

La misión, que hoy sigue hacia Belo Horizonte, forma parte de una estrategia inaugurada por la Cancillería en 2006, que ahora se busca profundizar para ampliar las exportaciones argentinas a Brasil. Entre otras tareas, se alientan las visitas de delegaciones comerciales a plazas del interior brasileño y no sólo a los principales mercados.

Así, se pretende llegar directamente a los productores para evitar la intermediación de los consorcios de exportación, además de buscar la diversificación de la oferta exportable.

Además de Scioli, participa de la representación argentina el gobernador de Chubut, Mario Das Neves. No es casual: su provincia es una de las que más crecieron en cuanto a la recepción de inversiones a tal punto de haberse constituido el cuarto estado exportador del país.

Al hacer uso de la palabra, Das Neves consideró: "Tenemos que afianzar el trabajo mancomunado de los sectores público y privado y también apoyar con herramientas de logística a las empresas pequeñas que quieren intervenir en los mercados internacionales".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.