Giorgi: los precios no subirán sin el plan Canje

Cree que la desaparición de los cupos de importación lo impedirá
Cree que la desaparición de los cupos de importación lo impedirá
(0)
30 de marzo de 2000  

La secretaria de Industria, Comercio y Minería, Débora Giorgi, afirmó ayer a La Nación que el acuerdo automotor firmado con Brasil y el propio mercado impedirán que los precios de los automotores suban cuando se acaben los descuentos del ya derogado plan Canje.

"No entiendo por qué especulan con que subirán los precios. Hay un dato que es esencial. La nueva política automotriz en el Mercosur eliminó los cupos para la importación, lo que inyecta más competencia", dijo.

La funcionaria, que atendió a este cronista mientras viajaba hacia el colegio de su hijo para participar de una reunión de padres, quiso también explicar que la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) ya conocía hace quince días la derogación del plan Canje.

"Hace dos semanas se lo comunicamos informalmente al presidente de Adefa (Luis Ureta), pero además en todas las reuniones anteriores con los titulares de las fábricas, incluso de las casas matrices, nadie se había opuesto a la eliminación del plan", dijo.

"Los descuentos que se hicieron eran demasiado premio. En otros países no superan los 1200 dólares. Además, lo que vimos es que mientras fueron cayendo los descuentos, los precios al público no subieron, la diferencia fue absorbida por las terminales", agregó.

Esto, más la mayor certidumbre para planificar inversiones que trae el nuevo acuerdo automotor y los pequeños signos de reactivación que están observando son los elementos que pesaron a la hora de dar por muerto al plan Canje.

"Pero está todo dentro del esfuerzo fiscal que estamos realizando. Además de los $ 982 millones que ya teníamos contabilizados de costo hasta el 31 de octubre, se sumaban otros $ 150 millones más en los dos últimos meses del año. Si los precios no estaban subiendo, no tenía sentido mantenerlo", agregó.

Giorgi dijo, para terminar de apagar las esperanzas de las automotrices, que no se reducirán los impuestos internos creados en la última reforma tributaria.

Cuenta

El gobierno anterior realizó una cuenta a la hora de lanzar el plan que daba como resultado que el costo fiscal se compensaba por los nuevos ingresos en concepto de IVA en la compra de autos nuevos, IVA por seguros, más cargas laborales, ingresos brutos de los concesionarios y otros impuestos. Al antecesor de Giorgi, esa cuenta le daba como resultado un superávit para las arcas del Tesoro.

-¿Cómo le dio esa cuenta?, preguntó La Nación .

-Esa cuenta tiene un problema, que es no saber cuántos autos se hubieran vendido de todas formas, sin la aplicación del plan Canje.

-¿El proyecto del Auto de Baja Contaminación también desaparece?

-Sí, cae automáticamente, porque entraba dentro del esquema de comercialización del plan Canje. ¿Qué éxito tendría ese proyecto? Sólo una empresa estaba interesada (Fiat), y no encaja con la estrategia del Mercosur. Hoy, cada terminal en la Argentina fabrica en promedio 3,5 modelos, y lo ideal sería que sólo se hiciera uno por fábrica para ganar escala y poder exportar a terceros países. Entonces, en este contexto, no tiene sentido que el Estado financie la fabricación de un modelo que es más costoso y que sólo se vendería en la Argentina.

-¿Qué signos de reactivación están observando en el sector?

-Los concesionarios nos confirman que en marzo habrá una suba de ventas del 5% respecto de marzo de 1999. Claro que el año último fue muy malo. Pero, además, creemos que esta rebaja de tasas que hizo despertar los créditos hipotecarios luego se trasladará a los prendarios. Y es claro que, hasta el 31 de octubre, las terminales tendrán trabajo porque los certificados ya emitidos vencen en esa fecha, por lo que la demanda estará un poco forzada.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.