Gira de bonistas de EE.UU. por Europa contra la Argentina

Intentan convencer a los bancos centrales de no aceptar la estrategia del Gobierno con las reservas
Elisabetta Piqué
(0)
18 de julio de 2011  

ROMA.– "Si la presidenta Fernández [sic] es reelegida, espero ue tome su reelección como una oportunidad para arreglar de una vez por todas la cuestión con los bonistas […]. Yo sé que a ella le preocupa el bien de los argentinos, yo sé que es una patriota argentina que quiere hacer lo que es mejor para la gente. Y lo mejor que puede hacer es arreglar la cuestión con los bonistas."

Robert J. Shapiro, el ex asesor de Bill Clinton que copreside la ATFA (American Task Force Argentina, que representa a tenedores de deuda impaga argentina), en estos días de turbulencia financiera estuvo haciendo lobby, tanto en esta capital como en Suiza, en contra del Bank for International Settlements (BIS), culpable de permitirle a nuestro país "esconder millones de dólares de sus acreedores".

En una entrevista con LA NACION en un hotel del centro histórico, Shapiro, que más de una vez recordó que él no es abogado, sino economista, disparó contra los Kirchner, a quienes diferenció de la Argentina y los argentinos. "Yo no critico a la Argentina, amo a la Argentina, amo a la gente y a la sociedad argentinas. Pero lamentablemente tienen un gobierno que no respeta las leyes y normas de los demás países civilizados y haciendo así está arruinando la economía de la Argentina", denunció.

"Estuve en Suiza y ahora vine a Italia para hacer sonar la alarma ante la decisión de la presidenta Fernández de Kirchner de trasladar todas las reservas líquidas extranjeras de la Argentina al BIS, porque es un claro abuso. El BIS existe para facilitar transacciones normales entre bancos centrales. Los países mantienen ahí entre el 2 y el 5 por ciento de sus reservas. Pero la Presidenta anunció explícitamente que el motivo por el cual ella trasladó el 99 por ciento de las reservas líquidas internacionales argentinas y el 85 por ciento de las reservas totales es para aprovechar la inmunidad legal que el BIS goza en Suiza por un acuerdo con el gobierno suizo. Se trata de otro intento de evadir más de un centenar de sentencias que hubo en contra del trato que el gobierno de ella y de su marido les dieron a los acreedores y otro abuso del gobierno argentino.

–Vino justo en un momento en que se habla de default de Italia y de la eurozona…

–Sí, y el tema justamente tiene un significado especial hoy, porque Europa está al borde de una crisis e deuda. En Italia vemos una erosión de la confianza de los inversores globales. Si Italia permite al BIS

que siga protegiendo los fondos de la Argentina de procesos legales, esto envía a los inversores globales un mensaje que indica que Italia puede llegar a no respetar la ley ante sus acreedores.

–La Argentina reestructuró el 90 por ciento de su deuda en default en los canjes de 2005 y 2010. ¿Cuántos holdouts quedan hoy?

–En Italia, unos 80.000 jubilados por un total de 2000 millones de dólares. Y en Estados Unidos no tenemos el número exacto de acreedores, pero representan 3500 millones de dólares. Lo cierto es que muchos jubilados en Italia han muerto: el gobierno argentino esperó a que murieran… ¿Qué política más cínica puede haber? Es un comportamiento desgraciado de parte de una nación civilizada. Pero es parte del comportamiento general de los Kirchner. Usted sabrá que la Financial Action Task Force [FATF] tiene 49 recomendaciones que deben seguir los países civilizados para evitar el lavado de dinero. Según la FATF, la Argentina cumple sólo 2. El único país similar es Indonesia. Sabemos que en disputas ante el Icsid [el tribunal del Banco Mundial], de los países del G-20, el gobierno de Cristina Kirchner representa el 80 por ciento de todos los casos. Pero cuidado, yo no critico a la Argentina, amo a la Argentina, amo a la gente y a la sociedad argentinas. Pero lamentablemente tienen un gobierno que no respeta las leyes y normas de los demás países civilizados y haciendo así está arruinando la economía de la Argentina.

–El Gobierno le devolvió el dinero que le debía al FMI, está tratando de pagarle al Club de París y ya reestructuró el 90 por ciento de su deuda en default con las ofertas de canje de 2005 y 2010. Por eso suele decir que es un asunto cerrado…

–Está bien, pero los mercados de capitales globales dicen que no, que la Argentina no puede permitirse tomar préstamos y tampoco puede evitar las sentencias judiciales.

–Usted está en la ATFA desde 2006: ¿aún tiene esperanza de recuperar el dinero de los bonistas?

–¡Por supuesto! Los bonistas vamos a ganar porque no hay alternativa. Primero de todo, porque creo en el imperio de la ley. Segundo, como economista sé que la Argentina no puede seguir por tiempo indefinido fuera de los mercados de capital globales y no podrá reingresar hasta que no haya arreglado los juicios. Para obtener fondos, la Presidenta expropió a las pensiones privadas. Hugo Chávez la ayudó en un momento, pero ahora la Argentina está sola y en el largo plazo es algo insostenible. A un cierto punto, va a tener que sentarse y arreglar, como hicieron otros países. Ningún otro país nunca actuó de esta forma, ninguno, ni en Africa ni en Asia ni en ningún lado. Sólo los Kirchner.

–Usted sabrá que hay grandes posibilidades de que Cristina Kirchner sea reelegida en las elecciones de octubre…

–Sí, lo sé porque sigo a la prensa argentina. Y si la presidenta Fernández es reelegida, espero que tome su reelección como una oportunidad para arreglar de una vez por todas esta cuestión, porque daña mucho a la economía y a la gente de la Argentina: vemos que los capitales huyen de la Argentina, según economistas argentinos, esta política [de no pagarles a los acreedores] ha reducido las inversiones externas directas en dos tercios, ha causado una inflación terrible, mucho mayor que la oficial, según el FMI y otros cuerpos. La Argentina se benefició de los precios altos de las commodities, y me alegro por la gente de la Argentina. Pero como economista sé que los preciosaltos de las commodities así como suben, bajan, nunca se mantienen altos. No se puede depender de eso. Aunque esos precios altos de las commodities han producido 50.000 millones de dólares en reservas internacionales que están ahora en el BIS: es tres veces más de lo que el gobierno argentino necesitaría para saldar sus deudas. Yo sé que a la presidenta Fernández le preocupa el bien de los argentinos, yo sé que es una patriota argentina, ella quiere hacer lo que es mejor para la gente. Y lo mejor que puede hacer es arreglar la cuestión con los bonistas.

FURIA BONISTA

  • "Tienen un gobierno que no respeta las leyes y está arruinando la economía de la Argentina"
  • "Muchos jubilados de Italia han muerto: el gobierno argentino esperó a que murieran. ¿Qué política más cínica puede haber? Es un comportamiento desgraciado. Es parte del comportamiento general de los Kirchner"
  • American Task Force Argentina

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.