Giro del Gobierno: moderará la suba de tarifas para evitar el impacto de la devaluación

Diego Cabot
Diego Cabot LA NACION
Con la llegada de Iguacel, en reemplazo de Aranguren, se postergará la estrategia de libre mercado para negociar con las empresas un nuevo precio de los combustibles, la luz y el gas
Javier Iguacel, el encargado de atenuar el shock de tarifas
Javier Iguacel, el encargado de atenuar el shock de tarifas
(0)
17 de junio de 2018  

No se trata sólo de un cambio de nombres. La llegada de Javier Iguacel como ministro de Energía en reemplazo de Juan José Aranguren implica que la política energética y tarifaria empezará a caminar, de a poco, un nuevo tiempo.

Será una transición de 18 meses, que es lo que falta para que termine el mandato del presidente Mauricio Macri . Lo más saliente es que no se caminará al libre mercado como lo había trazado el Gobierno sino que se negociará con las empresas para reducir el impacto que la devaluación del peso y el precio del petróleo podrían tener en las tarifas y en los combustibles.

Esa será la principal misión de Iguacel y de su equipo. "Hay que negociar una transición de 18 meses. No se pueden aplicar algunos esquemas de libre mercado que habíamos previsto. La devaluación fue más de lo que esperábamos y el petróleo también subió. Por lo tanto, hay que volver a negociar con todas las empresas petroleras, generadoras, distribuidoras, con todas. Y para esa etapa creemos que es mejor un funcionario que no tenga el desgaste de Aranguren, que pagó todo el costo político de la suba", dijo una alta fuente de la Casa Rosada.

El programa acordado con el FMI "es para prevenir crisis", afirmó Dujovne - Fuente: Télam

02:47
Video

Además de los cambios de Gabinete, que también incluye el reemplazo del ministro de Producción, Francisco Cabrera, por el economista Dante Sica, mañana se iniciará una semana clave para el Gobierno. El miércoles llegará el primer desembolso del Fondo Monetario Internacional ( FMI ) de 7500 millones de dólares que serán vendidos en el mercado cambiario.

La expectativa que tienen los funcionarios más importantes de la Casa Rosada, también del Banco Central que ahora maneja Luis Caputo, es que sólo el anuncio de la liquidación millonaria tranquilice el mercado. "Hay que ver qué pasa lunes y martes. El miércoles es feriado y el jueves ya empezarán a venderse dólares", dijo un funcionario de confianza del Presidente.

Pero hay algo más. A partir de mañana, con la oferta de un bono de 4000 millones de dólares que se pagan en pesos, empezará a desarmarse el stock de Lebac, la herramienta que se usó durante toda la gestión de Federico Sturzenegger como anzuelo para que los inversores permanezcan en pesos y no corran al billete verde.

El Gobierno quiere renegociar con las empresas del sector la política de precios para evitar el impacto de la devaluación y la suba del petróleo
El Gobierno quiere renegociar con las empresas del sector la política de precios para evitar el impacto de la devaluación y la suba del petróleo Fuente: Archivo

El reemplazo de Aranguren se analizó la semana pasada y fue el sábado cuando Iguacel se enteró que era el candidato. Su gestión en Vialidad Nacional fue la clave para convertirse en el elegido. "Es profesional, muy activo, tiene experiencia en el sector energético y además, trabaja muy bien en equipo", dijo sobre él uno de los principales funcionarios del Gobierno.

Tendrá que volver a sentar a los petroleros, energéticos y ejecutivos de empresas de servicios públicos del sector a una mesa de negociación. "Se necesita un consenso con la industria para llegar a una solución. Es una nueva transición. Nosotros creíamos que podíamos llegar a un esquema de libre mercado antes. Pero cambiaron algunas condiciones como una devaluación más fuerte de la que creíamos, además de la suba del petróleo. Por ejemplo, con estas condiciones el combustible se tendría que ir a precios muy altos. Hay que negociar de nuevo. Pero hay condiciones para hacerlo", dijo una alta fuente del Gobierno en referencia a la principal función que tendrá Iguacel.

Se impone una pregunta: ¿subirán las tarifas? "No se puede decir que no van a subir, sería una mentira de nuestra parte. Pero no tendrán la evolución pactada, o por ahí, no es necesario que se llegue al último escalón de recomposición que estaba previsto", reconoció.

Cerca del Presidente creen que las condiciones están dadas para un nuevo acuerdo. Recuerdan que los primeros 20 meses de gestión se mantuvo el esquema de reconocer un precio del barril criollo (como le dicen los petroleros al que se produce en una cuenca argentina) por encima de la cotización internacional. Cuando las curvas se cruzaron, tal lo había prometido Aranguren, se liberó el mercado. Si sube, las petroleras ganarán más. Si baja, ya no habrá sostén del Estado.

Ese era el esquema previsto. Pero lo que vino después fue el petróleo en alza y el traslado a precios. Ese valor, sumado a la devaluación, elevaría el precio de los combustibles a valores muy altos. "Juanjo [por Aranguren] ya no estaba cómodo en este nuevo esquema que hay que pensar para estos meses", confiaron ayer en la Casa Rosada.

Se pensó en Iguacel para esta etapa donde la política y el humor social no serán ignorados a la hora de establecer cuánto saldrá la energía hasta fines del año que viene.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.