GM: una reestructuración con el acelerador a fondo