Google anunció su plan para cotizar en bolsa

El buscador líder de Internet tendrá una oferta inicial de 2700 millones de dólares; entre los que se verán benficiados se encuentran Arnold Schwarzenegger y Henry Kissinger
(0)
29 de abril de 2004  • 17:41

SAN FRANCISCO.- El buscador líder de internet Google puso fin hoy a meses de rumores y anticipación, y presentó ante las autoridades estadounidenses su plan para salir a bolsa con una oferta inicial de 2700 millones de dólares.

El buscador, que no especificó el precio por título, presentó los documentos ante la Comisión de Mercados de Valores (SEC, en inglés), uno de los requisitos para que una empresa inicie la colocación de sus acciones a través de una oferta pública de venta de acciones (OPA).

La salida a bolsa de Google, rumoreada desde hace meses, está rodeada de gran expectativa, y no sólo por su volumen de negocio: en sus cinco años y medio de vida, la empresa con sede en el californiano Silicon Valley se ha convertido en todo un fenómeno cultural.

Además, lo que ocurra con Google podría dar una medida de hasta dónde ha llegado la recuperación en un sector de capa caída desde hace cuatro años, cuando se produjo el colapso de las "puntocom".

Tal y como se anticipaba, Google dijo que el precio de su OPA se determinará a través de un proceso diseñado para que el público general tenga más posibilidades de comprar las acciones antes de que comiencen a cotizar, posiblemente a finales del tercer trimestre o comienzos del cuarto.

Tradicionalmente, las OPA están diseñadas para que sólo una elite, elegida por los bancos de inversión, tenga acceso.

Google desea evitar los escándalos y excesos del "boom" de la década de 1990, y por ello ha buscado métodos diferentes de realizar su salida al mercado.

Aunque con su salida a bolsa el buscador estará expuesto a mayores presiones para dar beneficios, sus creadores han señalado que mantendrán el espíritu rebelde que marcó a la empresa desde sus inicios.

Así, Google no informará sobre sus ganancias cada trimestre tal y como hacen el resto de las compañías, según dijo en la carta anexa a los documentos presentados hoy.

"Un equipo de dirección distraído por objetivos a corto plazo es tan inútil como una persona a dieta que esté pesándose cada media hora", señalaron los fundadores de la empresa en la misiva.

Estructura

En cuanto a su dirección, un triunvirato formado por los fundadores Larry Page y Sergey Brin, y el presidente ejecutivo Eric Schmidt estará al frente.

La estructura no es convencional, pero tampoco lo es la compañía.

Google, que cotizará en las bolsas de Nueva York, escogió hace unos días a los bancos Morgan Stanley y Crédit Suisse First Boston como los principales garantes de su OPA.

El buscador, que recientemente volvió a acaparar titulares con el anuncio del servicio en pruebas de un servicio de correo electrónico llamado Gmail de mucha más capacidad que sus competidores, es líder en el negocio de las búsquedas, por encima de Yahoo y Microsoft.

A finales del año pasado la empresa se valoraba en unos 25.000 millones de dólares, cifra similar a la capitalización bursátil que tenía la librería online Amazon.com, la web de subastas por internet eBay y el portal Yahoo.

Su salida a bolsa supondrá un golpe de fortuna para sus inversores, entre los que se encuentra el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, y las universidades de Stanford y Berkeley.

Algunos de estos inversores, que pusieron el dinero inicial para que la compañía de Mountain View (California) saliese adelante, verán cómo cada dólar se multiplica por entre 150 y 400.

Los que más ganarán serán, como es de esperar, los empleados del buscador, sobre todo sus dos fundadores, Brin, de 30 años, y Page, de 31, que poseen en torno a un 20 por ciento de la compañía.

Schwarzenegger está vinculado al buscador de internet a través del fondo de inversiones Angel Investors. Otros clientes de este fondo son los deportistas Tiger Woods y Shaquille O´Neal, y el ex secretario de Estado de EE.UU. Henry Kissinger.

El cofundador de Sun Microsystems, Andy Bechtolsheim, el primer gran inversor en la firma, previsiblemente sacará una buena tajada con esta operación, lo mismo que la Universidad de Stanford, ya que la tecnología de búsqueda nació a partir de la tesis doctoral que los fundadores cursaron en ese momento en el centro académico.

Fuente: EFE

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.