Gran Bretaña: crece la incertidumbre tras conocerse nuevas cifras financieras