Granjeros afectados por una firma avícola

No reciben alimentos para los animales
(0)
4 de diciembre de 2001  

SAN PEDRO.- La escena no puede ser más patética: pollos que se picotean y golpean entre sí con una saña que se calma sólo cuando un reguero de sangre y de plumas cubre el piso de los criaderos.

La causa, denuncian los productores avícolas de esta ciudad, es el hambre provocado por la falta de envío de alimentos por parte de la compañía San Sebastián, empresa que, a su vez, sufre hoy graves dificultades, ya que se encuentra en convocatoria de acreedores.

"Esta empresa me llevó a la ruina", exclamó Oscar Kissling, que no recibió un centavo de lo que debería haber cobrado por el trabajo realizado para entregar las aves.

Indignación

Kissling comparte la ira con la totalidad de sus colegas y no apunta únicamente contra San Sebastián: se extiende a las firmas Nutrimento SA y Suplecentro, las cuales, según los denunciantes, "forman parte, aunque de un modo confuso, del mismo grupo empresarial".

"Y esto no es nada; lo peor es que nos pagaron con cheques sin fondo", comentó el granjero Ramiro Rodríguez. El hecho es corroborado a coro por los criadores entrevistados, indignados por la devolución de una cantidad de cheques que fueron rechazados al momento de su cobro.

"A nosotros -denunció otro criador, Miguel Peñate-, San Sebastián nos pagaba con cheques de otras empresas que pertenecen al mismo grupo de personas." Según el criador, San Sebastián "vendría a ser el nombre de marketing, pero detrás hay un grupo económico de varias empresas".

Mostró luego un cheque en el que se leía que era de Nutrimento SA, pero que tenía un membrete que decía San Sebastián. De modo que, según entienden los productores, están pagando con cheque de otra empresa. Kissling había invertido 12.000 pesos, una suma perdida en su totalidad.

El trabajo de los granjeros consiste en darle hotelería al pollo. "Nosotros -dijo el granjero Carlos Gamiotea- les prestamos servicios de crianza y engorde. Nos depositan el pollito, lo dejan en calidad de depósito, ponemos nuestras instalaciones, el trabajo, la energía eléctrica, la calefacción y les hacemos el servicio de crianza."

Ni San Sebastián ni Nutrimentos respondieron a las insistentes llamadas de LA NACION para que dieran a conocer su posición respecto de las denuncias de los granjeros.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.