Grave crisis ganadera en Canadá

(0)
23 de mayo de 2003  

CALGARY, Canadá (Reuters).- El mundo cerró ayer las puertas a la carne y al ganado vacuno de Canadá, ante el temor de un brote del "mal de la vaca loca", mientras inspectores clausuraban granjas y buscaban el origen del animal en el que se confirmó el primer caso en una década.

Estados Unidos fue el primero en disponer una veda temporal a las importaciones desde Canadá, después de que se confirmó el martes que la enfermedad, que afecta el cerebro de los ovinos, había sido detectada en una vaca de Alberta, la principal provincia canadiense productora de carne vacuna. Otros países, incluyendo México, Japón, Corea del Sur, Taiwan y Australia, se sumaron rápidamente al alerta, lo que condujo a una paralización de la multimillonaria industria ganadera de Alberta.

"El cierre de la frontera con Estados Unidos tiene el mayor impacto", dijo el administrador general de los Productores de Carne de Alberta, Gary Sargent. "Estamos empezando a ver un efecto de cascada, ahora que las plantas de empaquetamiento van a operar sólo parte del día, o directamente no van a operar", agregó.

La encefalopatía espongiforme bovina, conocida como "mal de la vaca loca", ha provocado los mayores estragos en Gran Bretaña, y una variante humana ha causado más de 100 muertos en los últimos años, la mayoría en ese país.

La Agencia Canadiense de Inspección de Alimentos confirmó que sus inspectores pusieron en cuarentena a dos granjas, luego de aplicar la misma medida en la granja cercana a Fairview, en el norte de la provincia de Alberta, donde fue descubierto el caso, pero una vocero dijo que no conocía su ubicación exacta. Otras granjas de la provincia, donde 5,5 millones de vacunos son parte del ondulado paisaje, pueden ser cerradas si es necesario, advirtió la ministra de Agricultura de Alberta, Shirley McClellan.

El último caso de "vacas locas" en Canadá fue en 1993, pero ese animal había sido importado de Gran Bretaña. El gobierno canadiense dijo que confiaba en que podrá contener la crisis y que estaba tratando de tranquilizar a sus socios comerciales que han prohibido sus importaciones desde Canadá, diciéndoles que la situación estaba bajo control.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.