Grecia acaricia ya su segundo rescate financiero

Entre este lunes y la madrugada del martes se habilitaría el segundo tramo del rescate, para el cual el Congreso griego votó otro duro ajuste fiscal
Fernando Heller
(0)
20 de febrero de 2012  • 15:29

Los 17 socios del Eurogrupo estaban este lunes muy cerca de concluir, tras varios intentos fallidos, la aprobación de las líneas generales del segundo programa de salvamento de Grecia, gestado por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), después de los nuevos y dolorosos esfuerzos de ajuste decididos por Atenas.

Alemania, que sigue teniendo la llave final del acuerdo, expresó sin embargo un cauto optimismo. El ministro germano de Finanzas, Wolfgang Schäble, se mostró convencido de que habrá acuerdo aunque matizó que habrá que pulir todavía numerosos detalles.

Si todo va bien, en la tarde-noche del lunes, o incluso en la madrugada del martes, los 16 socios de Grecia en el eurozona podrían bendecir los últimos ajustes en Grecia, para recortar hasta 3.300 millones de euros en varias etapas, y de esa manera dar visto bueno al segundo bote salvavidas, por 130.000 millones de euros, que evite la suspensión de pagos helena.

La dureza de las medidas, que provocaron numerosas manifestaciones violentas en toda Grecia, tiene sus motivos, según explicó con claridad meridiana la semana pasada el primer ministro italiano, Mario Monti.

El ministro heleno de Finanzas, Evangelos Venizelos, aseguró que su país ya ha cumplido todo lo que prometió a la UE y al FMI en materia de ajustes.

Según el ministro, con el nuevo y duro plan de ajuste del Gobierno, que incluye despidos de empleados públicos y privatizaciones, Grecia quiere transmitir el mensaje de que desea seguir formando parte de la familia del euro y que está dispuesta a "sacrificarse" por mantener los logros obtenidos por la UE en las últimas décadas.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, también se mostró optimista sobre las posibilidades de que hoy mismo llegue la "fumata blanca" del acuerdo, tan esperado en Atenas y en Bruselas.

Por su parte, la Comisión Europea aseguró que cerrar un acuerdo para el segundo paquete de rescate a Grecia no sólo evitará la bancarrota del país mediterráneo, sino que supondrá un espaldarazo definitivo para sacar a toda la eurozona de la crisis.

En una línea más ácida y fiel a su habitual línea dura en el marco de la crisis helena, el ministro holandés de Finanzas, Jan Kees de Jager, pidió hoy una "supervisión permanente" de la economía de Grecia para evitar que el país vuelva a salirse de las normas de estricto control presupuestario.

"Soy partidario de una 'troika' permanente en Atenas", comentó De Jager a la entrada del Eurogrupo, en referencia a que el gobierno de La Haya apuesta por una tutela permanente sobre el país de parte de Bruselas, del FMI y del Banco Central Europeo (BCE), informó hoy la agencia holandesa ANP.

Los acreedores de Grecia no deberían tener que preocuparse cada tres meses de comprobar que el país acomete los ajustes y toma las medidas que se le exigen a cambio del segundo rescate.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.