Greenspan no tocaría las tasas