Habrá desde pasado mañana subas mayores del 500% en la luz

Un usuario promedio que tenía subsidio pagará $ 158, contra los $ 26 que destinaba hasta ahora; habrá una tarifa social para 900.000 clientes en el área metropolitana
Pablo Fernández Blanco
(0)
30 de enero de 2016  

Aranguren cree que si no logran bajar los cortes en 2017, será ''fracaso''
Aranguren cree que si no logran bajar los cortes en 2017, será ''fracaso'' Fuente: DyN

Después de 12 años de tarifas casi congeladas, el Gobierno dispuso un fuerte aumento de la luz en la Capital Federal y el conurbano bonaerense a partir de pasado mañana. Para la mayor parte de los consumidores, el incremento en sus facturas, que comenzará a notarse en las boletas que lleguen en marzo y en abril, rondará el 500%, aunque podrían afrontar un aumento menor si ahorran energía respecto del mismo período del año anterior.

Así lo informó ayer el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, quien justificó que el ajuste permitirá "empezar el camino para generar condiciones para remunerar en forma económica la generación y para mejorar la calidad" del servicio, así como también ahorrar US$ 4000 millones en subsidios que el Estado transfiere anualmente al sector eléctrico.

En otros casos, sin embargo, los aumentos podría superar por mucho el 500 por ciento.

Desde el lunes, un usuario de Edenor que consume 202 kWh al mes (es el 70% de la factura promedio de esa compañía) y tiene subsidio pagará $ 158 si no ahorra al menos 10% de su consumo, es decir, 507% más que los $ 26 que desembolsaba hasta ahora. Mientras que si reduce 10% su demanda sufrirá una suba de 392%, o un incremento de 307% si recorta hasta un 20%.

Quienes ya perdieron el subsidio también pagarán más, aunque los incrementos, en términos porcentuales, serán mucho menores, en torno de 55%. Algo similar ocurrirá con quienes reciban el servicio de Edesur.

Los usuarios de consumo más bajo tendrán también un ajuste menor. Por ejemplo, un cliente de 75 kWh mensuales (32% de los de Edesur) pasará a pagar $ 71, que implican un aumento de 446% para quienes tienen subsidio y de 57% en los casos en que ya lo perdieron.

Como en todos los casos, habrá premios para quienes reduzcan entre 10% y 20% su demanda con respecto al mismo mes del año anterior.

Tarifa social

El Gobierno mantendrá los subsidios a sectores de menores recursos a través de una tarifa social. Eso les permitirá tener un bloque gratis de energía de 150 kWh/mes. Si consumen por encima de ese nivel, pagarán entre 10% y 20% de la tarifa plena. Unos 900.000 usuarios en la zona metropolitana accederán a ese beneficio.

Pese a los ajustes, la energía continuará subsidiada en el país. Sucede que el precio mayorista, que pasó a un máximo de $ 320 el mWh esta semana, con un aumento de 140%, representa apenas un tercio de lo que cuesta producir la electricidad.

El ajuste de tarifas que impulsa el Gobierno implica llevar a la práctica de manera muy precisa los resultados de las negociaciones que en 2006 cerraron el presidente Néstor Kirchner y sus principales colaboradores, como los ministros Julio De Vido (Planificación) y Felisa Miceli (Economía) con Edenor y Edesur. Pese a que el kirchnerismo cerró actas acuerdo con las compañías, nunca aplicó sus resultados.

Aranguren fue expreso ayer en ese punto. Cuando le adjudicaron no haber convocado a audiencias públicas para legitimar los aumentos, algo previsto en la ley que regula al sector, respondió que ya se habían hecho. Más aún: criticó a la gestión anterior por "no haber aplicado el mecanismo dispuesto en 2006" tras esas reuniones y la autorización, tácita, recibida por el Congreso. Según su criterio, "como consecuencia de esto los ciudadanos y usuarios [de Edesur y Edenor] han pagado una energía eléctrica que es cinco veces más baja que la que paga el resto del país".

Aranguren y su equipo creen que la recuperación de los trámites avanzados del kirchnerismo les permitirá sortear con mejor suerte los obstáculos que las asociaciones de consumidores intentarán ponerles a los aumentos.

El ministro sostuvo que "la cantidad de cortes de luz en el área metropolitana aumentó 125% en el caso de Edesur y 45% para los usuarios de Edenor con respecto a los registrados en el año 2004". Y que la "duración de los cortes eran de entre 5 a 8 horas en 2004, mientras que en 2014 se contabilizó un promedio de 30 a 35 horas, con incrementos de 463% para los clientes de Edesur y de 261% en el servicio de Edenor". El ministro reconoció que si no logran mejorar esos números para fines de 2017, cuando culmine el período de emergencia eléctrica, podrá hablarse de fracaso. Recordó, además, que la recomposición tarifaria es "gradual", ya que se dispuso que en ENRE lleve adelante "una revisión integral tarifaria de acá a seis meses".

Qué hay que hacer para ahorrar energía

Aires acondicionados

Conviene mantenerlos en 24ºC. Este nivel asegura una temperatura agradable y el mejor rendimiento

Heladeras y freezers

Estos equipos explican el 30% del consumo de una vivienda promedio. Cuanto mejor funcionen, menor será su consumo

Mejor lavado

La mayor parte de la energía que usan los lavarropas (del 80% al 85%) se utiliza para calentar el agua. Por lo tanto, hay que usar los programas de agua fría

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.