Havanna abrió su local más grande del mundo en Miami y planea facturar más en Estados Unidos que en la Argentina