Hay demoras en entregas de 0 km

Los clientes deben esperar hasta tres meses; faltan principalmente modelos de gama media y media alta
Oliver Galak
(0)
7 de diciembre de 2009  

El mercado de automóviles va a cerrar el año con una imagen opuesta a la de los primeros meses. Del sobrestock en las concesionarias, los descuentos de las terminales y el plan de incentivos del Gobierno se pasó en los últimos meses a un escenario en el que muchos clientes deben esperar hasta dos o tres meses para que les entreguen su unidad 0 kilómetro.

No es que se esté viviendo un récord de ventas similar al que generalizó las demoras en 2007 y 2008. Pero sí es cierto que la recuperación se produjo a un ritmo más rápido que el previsto por las automotrices, que no planificaron adecuadamente el abastecimiento de toda su gama en el mercado local.

A esto se suma que la apreciación del real volvió aún más tentadora la posibilidad de exportar a Brasil la producción de las terminales argentinas (y de tomar para el mercado interno los vehículos salidos de las fábricas brasileñas).

"Sí, es cierto que estamos trabajando con demoras de 30 o 45 días, aunque puede ser que alguna versión de algunas marcas pueda llegar a una demora mayor", reconoció el presidente de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), Dante Alvarez.

En una recorrida por diversos concesionarios se puede apreciar que en general tienen stock, aunque siempre hay algún modelo o alguna versión que les falta. Dos dueños de estas agencias dijeron que los problemas no ocurren con los autos de mayor demanda sino con ciertos modelos de gama media y media alta, como el Volkswagen Vento o el Peugeot 307 en algunas de sus versiones. En Renault señalaron que sólo están teniendo demoras con la Koleos, una SUV que importan desde Corea. "Nos quedamos sin unidades. Vendimos más de lo que teníamos pensado vender", explicaron en la marca del rombo.

El dueño de una red de concesionarias en territorio bonaerense se quejó: "Algunas terminales se quedaron cortas con los autos y otras los están vendiendo en Brasil a un precio que es entre 40 y 50 por ciento mas caro". Según un estudio de la consultora abeceb.com, en Brasil los mismos modelos se venden entre un 30 y un 90 por ciento más caros que en la Argentina. Al mayor dinamismo de ese mercado se suma que el real pasó de valer cerca de $ 1,44 a fines de 2008 a $ 2,20 por estos días, una apreciación de más del 50 por ciento respecto de la moneda argentina.

"Las demoras pueden darse con algunos modelos importados, por la conveniencia de lo que son los precios en dólares en la Argentina y en otros países", dijo Maximiliano Scarlan, analista de esa consultora. Además, explicó que las fábricas habían planificado un año muy por debajo del medio millón de unidades que terminarán vendiendo en 2009. "Si uno mira lo que pasó a inicios de año, de ninguna manera se pensaba que íbamos a estar en estos niveles de producción", dijo Scarlan.

Consultado por LA NACION, el presidente de PSA Peugeot Citroën Argentina, Osvaldo Baños, reconoció que "hay retrasos puntuales, derivados del proceso de disminución de stocks en el cual se enfocó la industria al comienzo del año y a la recuperación, que ha sido bastante repentina". Baños coincidió en que "el mercado brasileño presenta ventajas por la apreciación del real".

De todos modos, ratificó que "es algo temporal" porque "la capacidad instalada que tenemos alcanza para abastecer ambos frentes".

Precios y patentamientos

La recuperación de la que hablaba el número uno de la automotriz de origen francés quedó plasmada en el último informe de patentamientos, correspondiente a noviembre, que muestra por primera vez en el año una suba interanual (5,4%). Hasta octubre, las ventas de 0 km acumulaban una caída de 18,2 por ciento.

Con todo, las demoras en la última parte del año tienen hasta un "premio consuelo" para los clientes, que si esperan a enero pueden patentarlo como un modelo 2010. "Hoy la venta no se resiente por esto, porque todos quieren patentar un modelo nuevo. Le viene bien a la gente", sostuvo Alvarez.

En materia de precios, ya no están tan generalizados los descuentos, promociones y bonificaciones que reinaban a principios de año. Es más bien al revés: según varios actores del sector, en la última parte del año se están aplicando aumentos de precio mensuales promedio del 1,5 por ciento (y de hasta 2% en algunos casos específicos).

"Todas las marcas van a terminar el año con precios de entre 13 y 14 por ciento por encima de los del año pasado", dijeron en un concesionario multimarca.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.