Datos oficiales. Hay menos gasto social que en los 90