Horst Köhler instó a profundizar el diálogo con los acreedores