Hospitality. Un emprendedor busca cambiar los eventos empresariales

Carballar organiza eventos desde 2002
Carballar organiza eventos desde 2002
Marcelo Carballar abrió un emprendimiento hotelero en el que organiza reuniones para empresas extranjeras con sede en el país
María Julieta Rumi
(0)
22 de febrero de 2020  

La historia emprendedora de Marcelo Carballar, de 44 años, es muy variopinta. Nacido en Uruguay trabajó de boletero en ferias de ganado, lavacopas, agente inmobiliario en La Pedrera y "arbolito" en la calle Corrientes.

Pero su despegue fue en 2002 cuando empezó a producir espectáculos y actividades artísticas y recreativas, involucrándose en el mundo del management, primero con artistas -fue business manager de la gira Me verás Volver de Soda Stereo, entre 2006 y 2008, y de Molotov, entre 2009 y 2013-y luego con directores y responsables de empresas del sector. A partir de ahí, cuando llegó el momento de desarrollar ideas y servicios para que los directores de canales de TV de música y discográficas lograran que la gente vaya a ver sus bandas y espectáculos, fue que entendió que había algo que se llamaba hospitality y que iba a ser clave para el objetivo.

"En 2010, fui responsable del desarrollo y master plan del Trophy Tour de Coca-Cola en México y ahí entendí que los norteamericanos hablaban de hospitality y fue un antes y después en mi carrera profesional. Luego, en 2012, desarrollé el primer megaevento de hospitality para un cliente en México, por el cual mil ganadores viajaron a Roma a una audiencia con el Papa y visitaron Israel y Jerusalén. Y así es como sin querer, desde hace 10 años, hago hospitality para marcas", contó en diálogo con LA NACION .

Pero ¿qué es hospitality ? Básicamente generar un evento o una acción para fidelizar al cliente y monetizarla lo antes posible. Pero, para que esto suceda, Carballar no trabaja con promotores sino con personas que conocen a los clientes, saben cómo piensan, por qué compran lo que compran y cómo lo van a utilizar. Por ejemplo, luego de la acción que incluyó la visita al Papa, organizó un evento en Miami para un cliente que vendía lanchas que partían desde los 650.000 euros y viendo quienes iban a ir detectó que todos tenían Ferrari por lo que contrató a gente que atendía a clientes de Ferrari.

"De esta forma nuestro cliente tiene con quién hablar y cumplimos el objetivo de vender sabiendo quién es el target y cuál es el objetivo. Contratamos gente que pueda sostener una conversación y haga luego un debriefing para ver de qué hablaron, dónde estuvo el interés y hacemos un entregable para el cliente", explicó Carballar.

Y en la actualidad se dedica al hospitality management a través de Hygge Home, un hotel boutique ubicado en Capilla del Señor.

"La historia verdadera es que queríamos volver a la Argentina y cuando empezamos a hablar de hospitality con clientes vimos que había muchos problemas de corto plazo entonces pensamos en un proyecto hotelero que tenga como base crear eventos con hospitality. En los eventos que organizamos no llegás y te encontrás con la marca sino con alguien que te va a escuchar, a contener y a solucionar los problemas y quizás ni siquiera los tengas porque los resolvimos antes", describió.

El año pasado tuvieron siete u ocho clientes importantes y el 60 o 70% de las empresas con las que trabajan son del exterior con una estructura argentina.

"En general tienen que recibir a un grupo de directores o a alguien que se viene a capacitar o tienen que armar un presupuesto. Y al ser en un hotel eso hace que la experiencia sea total y se queden a dormir o pasen el día y le dediquen al trabajo cuatro horas. De esta manera los que vienen sienten que el management local está en sintonía con la casa matriz y con las preocupaciones del mundo como el cuidado del medio ambiente", afirmó.

Cuando empezaron con Hygge el año pasado estimaban que la facturación iba a ser de entre 4,5 a 6 millones de pesos porque el hotel solo tiene ocho habitaciones pero llegaron a los $10 millones y recibieron 2800 personas entre eventos y huéspedes. Y, en 2020, quieren duplicar la cantidad de personas lo que podría duplicar la facturación si bien eso depende del presupuesto que manejen los clientes.

"En hospitality lo más importante es quién te contrata y honrar su confianza. Si vos sos un gran segundo de un primero hay espacio para crecer. En el mundo están todas las empresas con el mismo problema: invierten mucho en productos y no venden o les cuesta diferenciarse y el evento por evento no les sirve porque no lo pueden medir o el retorno de inversión no se refleja en las finanzas", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.