Suscriptor digital

Hubo caídas en todas las Bolsas de la región

Tendencia: el mal humor que reina en Wall Street, que bajó 0,81%, contagió al Merval (-2,37%), al Bovespa de San Pablo (-3,24%) y al IPC de México (-2,3%).
(0)
29 de marzo de 2000  

Con poco volumen y un mayor protagonismo de las acciones de empresas extranjeras que cotizan en la plaza local, la bolsa porteña acompañó la baja de Wall Street. Igual suerte corrieron el Bovespa de Brasil y el IPC de México, con caídas de 3,24% y 2,3%, respectivamente.

En Buenos Aires, el índice Merval bajó al nivel de 588,9 puntos, tras registrar una caída de 2,37 por ciento. Se negoció un total de $ 30,88 millones. En el panel principal, las únicas acciones que no cerraron con signo negativo fueron Acindar (terminó neutra) y las acciones remanentes de Pérez Companc (+2,35%) e Indupa (+0,34 por ciento).

En cambio, se produjeron retrocesos importantes en las cotizaciones de PC Holdings (-3,30%) y las telefónicas. Tanto Telecom como Telefónica de Argentina cayeron 2,59 por ciento. La jornada arrojó un saldo de 14 alzas, 41 bajas y 12 papeles sin cambio.

En los Estados Unidos, el Dow Jones terminó en 10.936 unidades, al sufrir una caída de 0,81 por ciento. El retroceso fue mayor en el caso del Nasdaq, que bajó 2,58% y se colocó en los 4583,39 puntos.

Analistas atribuyeron las mermas en el mercado norteamericano a la reacción de los administradores de cartera ante los comentarios de la estratega de inversión Abby Cohen, del banco Goldman Sachs, que recomendó reducir el posicionamiento en acciones, en particular las tecnológicas.

Los operadores internacionales también estuvieron pendientes a las alternativas de la reunión de la OPEP en Viena, Austria, aunque al cabo de la rueda bursátil en los Estados Unidos el cartel no había alcanzado ninguna decisión.

Luis Corsiglia dijo que la operatoria estuvo caracterizada por el hecho de que, del volumen total, se negociaron $ 17,5 millones en Certificados de Depósitos Argentinos (Cedears), que son los instrumentos utilizados para operar con acciones extranjeras en la plaza doméstica. Intel e IBM fueron las más destacadas.

"El mercado estuvo muy pendiente del exterior", señaló el operador. "La rueda arrancó con un soporte firme, pero después se generó presión a la venta por el lado de la oferta", describió Corsiglia, quien hizo hincapié en el bajo volumen de negociaciones con que opera la bolsa porteña últimamente.

En la opinión del operador, la noticia de la posibilidad de una reducción de los requisitos mínimos de liquidez había generado expectativas en la plaza accionaria de Buenos Aires. "Pero hoy hubo silencio de radio con este tema y parece que no hay un consenso general al respecto. Este fue otro factor que motivó la baja de las acciones", añadió.

Corsiglia dijo que el mercado local se encuentra en una situación de "impasse", a la espera de definiciones de la política económica por parte del Gobierno. También mencionó, como un hecho relevante, la eventual definición con respecto a la creación de un "Nasdaquito", un segmento donde entrarían a cotizar las empresas tecnológicas locales. Para el corto plazo, el operador proyectó que el Merval retomará el nivel de 600 puntos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?