Iberia vendió un 30% por 1160 millones de dólares