Incentivan a ahorristas a que cancelen créditos hipotecarios

Algunos bancos dan descuentos a quienes aceptan anticipar lo que adeudan
Hugo Alconada Mon
(0)
24 de junio de 2002  

Todo banco, en cualquier país del mundo, tiene una premisa básica: cuanto más aumente su cartera de depósitos, más dinero puede prestar a terceros y más dinero ganará al final del camino. En la Argentina es al revés. Los bancos deben reducir su cartera de depósitos al mínimo posible, alentando a sus ahorristas a canjear sus fondos por bonos en pesos o en dólares del Estado nacional. Sólo así reducirán sus obligaciones remanentes de reintegro de los depósitos cuando venzan los plazos de reprogramación, a partir del año próximo, y sobrevivir.

El Banco Galicia y el Citibank decidieron dar un paso más y tratan de recuperar con antelación los préstamos concedidos a sus ahorristas. La meta: ganar liquidez inmediata.

"No es para todo el mundo. Se ofrece a los clientes que si cancelan total o parcialmente sus préstamos -con un pago mínimo de 2000 pesos, con fondos frescos, no reprogramados, se les hará una quita del diez por ciento, más una bonificación de otro tres por ciento en determinadas condiciones", confirmó una alta fuente del Banco Galicia.

Aunque la decisión no fue anunciada oficialmente, los oficiales de cuentas de todas las sucursales del Galicia comenzaron a llamar a los clientes seleccionados previamente para ofrecerles la quita a cambio del adelanto de cuotas en los préstamos hipotecarios.

Fuentes del Citibank, en tanto, detallaron que el banco "maneja el tema caso por caso, sin aplicar criterios generales. Dependiendo de la situación particular del crédito, se le ofrece al deudor hacerle una quita". En cuanto al Citibank, sin embargo, y a diferencia del plan aplicado en el Galicia, explicó un vocero de la entidad, "la propuesta no está basada en un monto o porcentaje fijo". Las restantes entidades consultadas por LA NACION negaron que estén ofreciendo quitas de capital a cambio de nuevos fondos. Pero con diferencias entre sí.

Los voceros de los bancos Ciudad, Francés BBVA, Provincia, Río, HSBC, Société Générale y BankBoston rechazaron toda posibilidad rotundamente. Otros, como el Hipotecario, optaron por el silencio. Por su parte, el vocero del LloydsBank, Marcelo Monticelli, señaló que su entidad "no hace ni prevé hacer, para el corto plazo, quitas ante precancelaciones totales o parciales de préstamos en estado normal". Sólo agregó que "los préstamos, en otra situación, como atraso o mora, son estudiados para arribar a una solución acordada con el cliente, la cual en primera instancia siempre contempla la refinanciación de la deuda".

No, pero...

Fuentes del Banco Credicoop optaron por dejar abierta una puerta para el futuro. "La dirección del banco todavía no tiene una decisión adoptada al respecto", informaron. Lo mismo en el Sudameris: "Esa posibilidad está en estudio. Hoy no estamos haciendo ninguna oferta especial, pero tampoco podemos descartarla para el futuro". Los casos del suspendido Scotiabank y del Nación son distintos entre sí, y también lo son del resto. El Nación permite desde hace años adelantar cuotas en sus préstamos. En las cuotas precanceladas, la entidad no cobra los intereses previstos, por lo que en las primeras cuotas de un crédito que sigue el sistema francés el valor de la cuota puede bajar a la mitad.

En el Scotiabank, en cambio, la dinámica cambió cuando la iliquidez se hizo evidente, semanas antes de que el Banco Central anunciara la suspensión de su operatoria. "La quita de capital fluctuaba entre el 5 y el 10 por ciento y en determinados casos llegaba al 15 por ciento; además, no se cobraba el coeficiente de estabilización de referencia", recordó una fuente de la entidad. "La oferta a los clientes continuó después de la suspensión, hasta que la segunda veeduría enviada por el Banco Central determinó a fines de mayo que ya no era posible", abundó.

Por ahora, la mayoría de los bancos se concentra en promover el canje de los depósitos por bonos. Pero si los ahorristas no se sienten atraídos por ellos las entidades se verán forzadas a hacer propuestas adicionales al canje. El Citi y el Galicia podrían ser seguido por otros.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?