Indisciplina fiscal, otro escollo