La flexibilidad gremial fue clave para una inversión