La industria y la construcción muestran signos de mejora en enero, pese a otra caída

Hubo una suba en la actividad de ambos sectores de más del 4% respecto de diciembre; la baja fue de 10,8% en la medición interanual en las fábricas y del 15,7% en las obras
Hubo una suba en la actividad de ambos sectores de más del 4% respecto de diciembre; la baja fue de 10,8% en la medición interanual en las fábricas y del 15,7% en las obras
Francisco Jueguen
(0)
7 de marzo de 2019  

La industria y la construcción -dos motores de la actividad y el empleo- encadenaron nuevas caídas en enero último respecto de los buenos números que mostraban en ese mismo período del año pasado. Sin embargo, sorpresivamente, crecieron con relación a diciembre. Para el Gobierno, este último dato implicaría que esos retrocesos sostenidos en el tiempo habrían llegado a un piso.

Según los números difundidos ayer por el Indec, la industria mostró una baja interanual de 10,8%, mientras que la construcción cayó 15,7% en el mismo período. Ambas actividades tenían a comienzos del año pasado indicadores con significativos avances. Tal expansión se desbarrancó con la crisis cambiaria que golpeó al país y las medidas de ajuste que el Gobierno tomó en conjunto con el FMI.

La industria creció 4,4% en enero frente a diciembre, mientras que la construcción avanzó 4,6%. Para los economistas también podría ser un piso, aunque aún son cautelosos.

Muchas veces, las diferentes temporalidades de las decisiones económicas no ayudan a entender la realidad en toda su complejidad. El contraste, en este caso, es realmente muy marcado. Vale aclarar: mientras en 2018 cayó la cantidad de trabajadores empleados, crecen las suspensiones en la industria, aparecen procesos preventivos de crisis u obreros de la construcción demandan ayuda oficial por el cimbronazo que golpeó al país el año pasado, el Gobierno encuentra en los primeros números de 2019 la posibilidad de justificar una posible "fase de recuperación" en dos motores de la economía que venían en rojo: la industria y la construcción.

El Gobierno se mostró más que optimista con la posibilidad. "Es la primera vez desde agosto de 2018 en la que ambos índices que elabora el Indec muestran crecimiento intermensual desestacionalizado; estos datos, junto con el crecimiento del EMAE [Estimador Mensual de la Actividad Económica] registrado en diciembre, abonan la idea de que la actividad habría encontrado un piso en noviembre de 2018", afirmaron en el Ministerio de Hacienda. El número desestacionalizado del EMAE de diciembre mostró un avance de 0,7% frente a noviembre.

No fue el único dato que mostró esta tendencia. El índice general de actividad (IGA) de la consultora de Orlando Ferreres & Asociados registró un avance mensual de 0,25% en enero. Ese mismo mes, según otro indicador de esa misma consultora, la industria avanzó 1,7%. Según FIEL, en tanto, ese mismo sector avanzó 0,3% en enero pasado.

"Los datos de enero de construcción e industria refuerzan así la hipótesis de que la recesión habría tocado su piso en noviembre y que a partir de diciembre la economía ya se encontraría en fase de recuperación", agregaron en la cartera que conduce Nicolás Dujovne.

Sin embargo, para los economistas privados consultados por LA NACION, para poder afirmar que la economía -la construcción y la industria- tocó su piso o se encuentra en una fase de recuperación aún falta que se encadenen varios meses más con resultados positivos.

"¿Se puede hablar de un cambio de tendencia para la industria y la construcción", preguntó LA NACION. "No. De hecho, la serie tendencia ciclo, con memoria, muestra que todavía hubo caídas en enero de 2019", afirmó Lorenzo Sigaut Gravina, director de la consultora Ecolatina. "Hay que esperar el dato de febrero y analizar el bimestre en conjunto para saber si hubo cambio de tendencia", explicó, y concluyó: "Una golondrina no hace verano. Pero por lo menos vimos una golondrina".

"Es un indicio de piso, después de haber caído mucho en el último trimestre del año pasado. Deberíamos confirmarlo en febrero", coincidió Gabriel Caamaño, economista de la consultora Ledesma. "Si se sostiene, anticiparía un poco la recuperación, que se daba por descontada en el segundo trimestre", agregó.

"La actividad podría haber rebotado en enero. Dada la incidencia en el EMAE de estos indicadores, podrían adelantar que el dato del primer mes del año es alentador. Por supuesto que parte de un nivel muy bajo, pero podría empezar a mostrar que la actividad ?pega la vuelta'", escribió, en tanto, Melisa Sala, economista de LCG, en un informe.

En el caso de la industria, de los 16 sectores industriales, solo uno (productos de tabaco) creció en términos interanuales (+5,1%). "Pero la caída interanual fue inferior a la registrada en diciembre en 13 de los 16 sectores industriales", matizaron en el Gobierno. En la construcción, de los 13 insumos del sector relevados por el ISAC solo dos mostraron crecimiento interanual: hormigón elaborado (1,5%) y yeso (5,7%). "Pero ocho de los once sectores con caídas tuvieron caídas interanuales menores que en diciembre", agregaron.

El indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) destacó que en enero se autorizó la construcción de 615.000 metros cuadrados, 7,4% más que un año atrás. Es un indicador sobre la pata privada de esta actividad. Con relación a diciembre, este indicador, sin embargo, cayó 1,9%. "Los permisos para la construcción de obras privadas suelen anticipar la dinámica del sector con un rezago de alrededor de seis meses", esgrimieron en Hacienda. En diciembre el sector perdió unos 12.900 empleos, señala el informe oficial.

Tanto para los industriales como para los empresarios de la construcción las expectativas a futuro siguen siendo negativas, pero -advierten los informes- esos números son menos pesimistas. Para ellos, parece, también sigue siendo difícil encajar los datos agregados a la par del contexto en el que aún se desenvuelven.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.