Pablo Di Si: "Si competimos con el mundo así, nos comemos 15 goles"

Pablo Di Si, presidente y CEO de Volkswagen para América Latina
Pablo Di Si, presidente y CEO de Volkswagen para América Latina Fuente: Archivo
El presidente y CEO de Volkswagen para América Latina afirmó que Brasil comenzó a trabajar en la competitividad y que la Argentina necesita reformas
Francisco Jueguen
(0)
19 de noviembre de 2019  

Pablo Di Si, presidente y CEO de Volkswagen para América Latina, habla de las necesidades de la Argentina a través de un viaje: el que hizo por tres días con Henrique Meirelles, expresidente del Bank Boston, extitular del Banco Central de Brasil y exministro de Hacienda de ese país. "¿Qué consejo me daría usted para la Argentina?", le preguntó el empresario al economista. Meirelles respondió: "Es muy simple. La misma receta que usted podría aplicar en su casa". Aconsejó así ponerle un techo al gasto, acumular reservas para generar confianza y blindarse de turbulencias, y paciencia: no se sale muy rápido de una macro desordenada.

-¿Cómo ve el mercado regional, argentino y brasileño?

-Empecemos con la región, que políticamente está muy inestable. A pesar de eso, el mercado no está tan mal. Incluso con una Argentina cayendo mucho, la región está con una caída de 5% contra el año pasado. Como Volkswagen estamos creciendo un 6%. Pero Brasil tienen una dinámica y la Argentina, otra. En Brasil ahora, más que nunca, la economía y la política van por senderos separados. Eso es positivo. Llevo doce años en Brasil y este año es la primera vez que veo que el sector bancario proyecta que hasta 2022 va a haber un aumento del crédito de 10% por año. ¿Por qué es tan importante? Los últimos cuatro años, el mercado crediticio aumentó 9% anual y el mercado de autos, 10%. El crédito y la industria van de la mano. Hay una correlación. Las tasas de interés son bajas y la mora es la menor histórica. ¿Estamos perfectos? No, pero tenemos tres años de crecimiento. Con toda la inestabilidad política de Brasil, no es menor. Brasil tiene un ministro de Economía que en mi opinión es un crack. Tiene muy claro que hay que reducir el tamaño del Estado. Lo que pasó con la reforma jubilatoria es único. Todo el mundo decía "esto es necesario". Nunca lo vi en ningún país. En ocho meses salió, y no es menor. Días atrás se presentó el proyecto para reducir el tamaño del Estado. El Estado está para no estorbar. Es un proyecto simple, pero poderoso. Luego irán por la reforma más difícil, que es la tributaria y que Brasil discute desde hace 30 años. Quieren una reforma amplia, pero es un país complejo. El hecho de que lo estén tratando es importante. Brasil tiene ruido político, pero la economía va bien.

-¿Qué pasa con la Argentina, su mercado y las reformas en un nuevo gobierno?

-Si yo estoy jugando al fútbol en la cuarta división de la Argentina, tengo 10 kilos de más y hace 10 meses que no entreno, y voy a jugar con el Barcelona, me voy a comer 15 goles. Primero hay que hacer una dieta, empezar a caminar y a jugar con otras divisiones. Foguearte. Y nosotros vamos a entrar en el acuerdo entre la UE y el Mercosur. Hoy tenemos una carga tributaria que exportamos y una ineficiencia operacional enorme. Si se abre la llave y competimos con el mundo así, nos vamos a comer quince goles. Lo bueno del acuerdo entre la UE y el Mercosur es que tiene un período de diez años. Es ordenado. Ahora, si no hacemos nada por diez años nos hacen quince goles. Brasil empezó a moverse. Nosotros, no.

-Pero una cosa es el pensamiento económico de Paulo Guedes y otra diferente parece la mirada de quienes llegan al gobierno.

-Somos una empresa apolítica. Mi primera impresión es que [Alberto Fernández] es una persona pragmática. Me causó una buena impresión que diga que hay que honrar la deuda. Es un concepto básico, pero es un valor. Esto se lo ve en la empresa o en cualquier gobierno. Toda institución depende de la calidad de las personas. Esperemos a ver quién va a ser el ministro de Economía. La calidad de la persona va a determinar velocidad e inteligencia del próximo gobierno.

-¿Cree que harán reformas?

-Independientemente del camino que elijas, hay que ponerle un techo al gasto, aumentar las reservas y hay mucho costo burocrático y logístico oculto que hace que cuando exportamos incluyamos ineficiencia. Y nadie te lo quiere pagar. Tenemos diez años. Podemos ir paso a paso.

-¿Cómo ve los chispazos entre Fernández y Bolsonaro?

-No es bueno ni para Brasil ni para la Argentina que existan este tipo de comentarios. Cada gobernante tiene que respetar la independencia y democracia del otro país. No es posible que hagas un comentario sobre mi casa y viceversa. Hay que hablar de la relación comercial y mantener el respeto mutuo. Creo que hay un camino por recorrer por los dos lados.

-¿Qué pasará en 2020 con el mercado argentino?

-De la base muy baja que dejó este año veo más movimiento en las últimas semanas. Puede ser porque las elecciones terminaron o por los dichos de Fernández sobre que se va a pagar la deuda. Aparecen varias cosas no extremadamente positivas, pero dimos un pequeño paso adelante. No es menor. Podríamos haber dado 15 para atrás. Si se hacen políticas económicas razonables, hay una posibilidad de crecimiento el año que viene. El 2020 puede ser un poco mejor que 2019.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.