Columnista invitado. Inflación: adicción