Intel afronta un nuevo revés legal

Después de demandas en Europa y Asia, EE.UU. acusa al gigante de chips de competencia desleal
(0)
17 de diciembre de 2009  

El gobierno de Estados Unidos se sumó a los ataques legales contra Intel Corp. y acusó al gigante de los chips de usar tácticas ilegales para reducir la competencia, en una demanda que añade nuevas alegatos y argumentos legales contra la compañía.

Haciendo eco de casos abiertos por autoridades en Europa, Japón y Asia, la Comisión Federal de Comercio de EE.UU. (FTC, por sus siglas en inglés) sostuvo en una queja administrativa que Intel usó incentivos ilegales o amenazas de tomar represalias para desanimar a los fabricantes de computadoras que compren microprocesadores (que son los cerebros de las computadores personales) de su rival Advanced Micro Devices Inc. Los clientes afectados por las supuestas acciones de Intel incluyen algunos grandes nombres, como Hewlett-Packard Co., International Business Machines Corp. y Dell Inc., alegó la FTC.

Las acusaciones de la FTC, que Intel negó y calificó de "equivocadas", también aplican a otro tipo de chip que es cada vez más importante para los consumidores. Estas unidades de procesamiento de gráficos (GPU) controlan imágenes 3D en juegos de computadora y muestran videos en computadoras.

La supuesta víctima de Intel en el mercado de las GPU fue Nvidia Corp. La FTC dijo que la compañía resultó perjudicada por las prácticas de Intel de aunar microprocesadores con sets de chips que incluyen gráficos, lo que hace más difícil para los chips de Nvidia el conectarse con los últimos microprocesadores de Intel.

"A lo lago de un período que data de 1999, en cada momento en que el dominio de Intel en varios mercados de chips se ha visto amenazado, han respondido, en lugar de competir con fuerza con sus méritos, con un tipo de conducta que ha sido excluyente y perjudicial para competidores y consumidores", dijo en una conferencia de prensa el director de la oficina de competencia de la FTC, Richard A. Feinstein.

La demanda llega después de un año de investigación y negociaciones fallidas para una solución fuera de las cortes. También se presenta un mes después de que Intel acordó pagar US$ 1250 millones en un acuerdo extrajudicial con AMD. Pero ese pacto no abarcó algunos puntos clave, como los descuentos y reembolsos de Intel, que se han contado por mucho entre los temas más controvertidos en el largo escrutinio a las prácticas de Intel.

La medida de la FTC no busca compensación monetaria, pero pide una orden que prohibiría a Intel muchas de sus supuestas prácticas. Se espera que el juicio comience en septiembre de 2010 y dure un año.

Intel, de Santa Clara, California, se quejó que la FTC incluyó nuevas acusaciones antes de presentar la queja sin investigarlas de modo exhaustivo.

"Este caso podría haberse dado por zanjado y así debería haber sido", dijo Doug Melamed, subdirector y abogado principal de Intel. "Las negociaciones sobre un acuerdo legal habían avanzado mucho pero se truncaron cuando la FTC insistió en compensaciones sin precedentes —que incluían restricciones a la competencia legal de precios y la innovación según la queja— que harían imposible para Intel operar su negocio".

Algo significativo es que gran parte del caso de la FTC no está basado en la Ley Antimonopolio Sherman, que es la base para la mayoría de este tipo de acciones, sino en la Sección Cinco de la Ley de la FTC. La agencia dijo que su ley es más amplia que las leyes de competencia convencionales y prohíbe prácticas injustas y engañosas. No puede ser usada por otros demandantes como base para demandas privadas que buscan triplicar los daños y ­perjuicios.

El uso de la ley es parte de un esfuerzo amplio de la FTC, el Departamento de Justicia de EE.UU. y los demócratas del Congreso para fortalecer los poderes antimonopolio que han sido debilitados por fallos judiciales recientes.

Intel ha dominado por mucho tiempo 80% o más de los envíos de microprocesadores. También controla más de 50% del mercado de las GPU a través de circuitos integrados en sets de chips, que conectan los microprocesadores a otras partes de una computadora. AMD y Nvidia, sin embargo, son proveedores mucho mayores de las GPU más potentes vendidas como productos separados.

La queja de la FTC alega que las acciones de Intel han perjudicado a la innovación y reducido la oferta para el consumidor, sobre todo en momentos en que AMD tenía productos particularmente atractivos. Entre otras cosas, la FTC señaló que Intel rediseñó en secreto programas para perjudicar el desempeño del software operado por chips que no fueran de Intel.

Además del caso de la FTC, Intel está apelando una multa de US$ 1450 millones impuesta por la Unión Europea. Asimismo, el fiscal general del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, interpuso una demanda antimonopolio contra Intel este año, que aún está pendiente.

AMD, que llegó a un acuerdo para poner fin a una demanda que interpuso en contra de Intel en 2005, no quiso comentar sobre la medida de la FTC.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.