El impacto de la recesión. Internet, detenida por la crisis