Guido Quaranta, el CEO de Sesocio.com, una plataforma que invita a invertir con un click
Guido Quaranta, el CEO de Sesocio.com, una plataforma que invita a invertir con un click
(0)
24 de octubre de 2019  • 10:31

Una suerte de supermercado de la inversión: eso es Sesocio.com O dicho más técnicamente: una plataforma de financiamiento colectivo en la que, a diferencia de las propuestas de crowfunding, quienes ponen dinero no son mecenas desinteresados sino inversores que obtienen por eso una rentabilidad. Otra de las notas interesantes del proyecto es que cualquiera puede convertirse en inversor, ya que todo se hace vía web (a través de transferencia bancaria, o tarjeta de crédito, o criptomonedas) así como de un modo ágil, seguro y sin montos mínimos.

Guido Quaranta es el CEO de Sesocio.com y recuerda perfectamente cuándo y de qué manera cruzó su mente esta idea de juntar a potenciales inversores con emprendedores en busca de capital. "Allá por el año 2000 había creado una página del torneo de fútbol en el que jugaba, y ahí había una sección que se llamaba 'Dejá tu comentario' en la que se daban muchos intercambios. Tiempo después y con referencia a eso, un amigo escribió 'A Twitter en realidad lo inventó Guido', y entonces fue que me quedé pensando: ya que no lo llevé a cabo yo, al menos me hubiera gustado invertir en Twitter. ¿Y por qué no pensar en una plataforma en la que la gente pueda postear sus proyectos para atraer inversiones?". Quaranta tenía formación en administración de empresas (se recibió en la UBA, y después hizo un master en finanzas en la Di Tella) y algunos ahorros que le habían dejado años de trabajar en relación de dependencia en bancos, en Despegar.com y en Thomson Reuters. Se puso un plazo, armó un equipo y salieron a buscar inversiones a través de la misma startup que estaban creando.

ContenLab - GUIDO QUARANTA, FUNDADOR DE SESOCIO.COM // Terapia de Noticias 18 octubre 2019

07:02
Video

Hoy los números del proyecto son auspiciosos: con un poco más de dos años de vida la empresa lleva 150 proyectos fondeados y otros tantos fondeándose. El mes que viene estarán cumpliendo el millón de transacciones, y cuentan con 8 mil inversores activos creciendo a un volumen de 35 por ciento mensual. La plataforma maneja cerca de cinco mil transacciones diarias entre las que además de inversiones hay cobros de renta y movimientos en la plataforma de trading, donde los usuarios pueden intercambiar sus "tokens" sobre proyectos ya fondeados o aquellos que aún están fondeándose.

Hacia un nuevo modelo de inversor

Según Quaranta hay un perfil bastante definido de inversor al que Sesocio le calza como anillo al dedo: gente joven (por lo general sub40), muy acostumbrada a operar a través de la tecnología y que tal vez no tiene otra forma de acceder a determinados bienes. "El inversor más tradicional suele invertir por medio de su fondo de inversión. Pero al mismo tiempo hay gente que tal vez tiene dos mil dólares y con nosotros puede invertir tanto en real estate como en un yate o un proyecto ganadero", explica.

"Lo que permite la plataforma es diversificar muy fácilmente. Tal vez entrás con diez mil dólares y con eso podés invertir en veinte proyectos diferentes, cosa que si quisieras hacer del modo tradicional te costaría mucho, tanto burocráticamente como operativamente", agrega el ejecutivo y aclara que Sesocio no crea los proyectos y ni siquiera los califica o recomienda. "Sí hacemos un filtro, investigamos a los emprendedores y también nos reunimos con ellos, incluso para discutir cosas puntuales de sus proyectos. Pero al final del día, la decisión de invertir es siempre del inversor".

Hasta ahora llevan fondeados todo tipo de proyectos: desde la zapatería de Guillermina Valdez hasta la compra de un ecógrafo en Neuquén, pasando por emprendimientos ganaderos o una aplicación de seguros. "Lo que tenemos de innovador y que se fue dando un poco solo son las inversiones en bienes físicos entre los que figuran en principio los inmuebles pero empiezan a aparecer también otros activos, como por ejemplo un yate que está en San Francisco y se alquila a turistas, o incluso cajeros automáticos. Lo interesante ahí es que el título está a nombre de los inversores que obtienen una renta mensual. Son inversiones que resultan atractivas por el hecho de que atrás hay un bien tangible".

Unas 50 personas trabajan hoy en Sesocio, y la firma acaba de abrir oficinas en Colombia, Perú, Chile y México. "Nuestra meta es que la gente se acostumbre a usar la plataforma para sus inversiones, que saque la plata de abajo del colchón y la ponga a fondear miles de startups argentinas y latinoamericanas", dice Quaranta. "La idea es que más gente tenga acceso al capital, cosa que en la región todavía no sucede. En Estados Unidos o en Asia te cruzás cada dos minutos con alguien que tiene un fondo y busca donde invertir. Acá nos sobra creatividad, pero no podemos emprender porque no hay plata".

"¿No sabés por dónde empezar? Entonces diversificá"

El inversor nuevo de Sesocio invierte en promedio 1.200 dólares el primer día y luego 25 dólares más cada mes por cada cien iniciales. "Cada usuario tiene alrededor de 20 inversores hechas en la plataforma, lo que demuestra que la gente está muy contenta" remarca Quaranta y observa que este éxito se debe más que nada a dos factores: uno es la facilidad para diversificar ("diversificás muy fácil por industria por país, por emprendedor, por tipo de proyecto o por plazo", dice) y otro la liquidez, "porque si querés salir podés vender tu participación en la plataforma de trading".

Para quien se enfrenta a la plataforma por primera vez, sus creadores recomiendan recorrer los proyectos, analizarlos y luego diversificar. "Si metés todas las fichas en un proyecto porque te enamoraste, genial. Pero sabe que podés perder toda la plata. Y luego, no ser ansiosos: hay proyectos que generan una renta rápida y otros resultan más lentos", advierte el CEO.

Lo nuevo de Sesocio es la migración de las operaciones a la red Investoland, donde los proyectos van a estar regidos por "contratos inteligentes" con tecnología blockchain y a través de una moneda nativa, Inve Coin. "La idea es darles a nuestros inversores más seguridad y más eficiencia", señala Quaranta. "A diferencia de otras criptomonedas, incluso las más famosas, Inve Coin va a tener su valor atado al valor de los activos tradeables en la red. El 31 de octubre se termina de emitir para siempre, y a medida que más activos se sumen sobre la red de Investoland el valor de la moneda va a subir de su mano.Tenemos planeada una Webinar para el 23 de octubre, en la que esperamos unos 500 participantes. La idea es sacarles todas las dudas a los interesados. La más reciente fue un éxito: generó 53 inversores nuevos".

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.